Artículos de opinión

La cuestión nacional

La cuestión nacional como proceso revolucionario.
A veces, des de la izquierda española, se niega el carácter revolucionario de la cuestión nacional, cayendo en argumentos propios del franquismo o de un patriotismo ficticio tan reaccionario que Bernstein parecería el mejor comunista, argumentos tales como: “La independencia es burguesa”“Solo la unión es el camino” o una chorrada tan grande como “La clase obrera no tiene patria” pero claro no tiene patria excepto España.
Claro que la clase obrera no tiene una patria como tal, que su patria es la internacional proletaria, ¿pero los Estados Socialistas a caso no necesitan de patriotismo? Mas adelante veremos que si. Pero detengámonos en la demagogia contrarrevolucionaria del oportunismo españolista, ese que niega el carácter revolucionario del proceso independentista, se llenan de marxismo-leninismo pero están negando lo ya teorizado por Engels, incluso Lenin, en el Estado y La Revolución, acepta que la cuestión nacional en ciertos casos, el del Estado Español lo es, es el camino necesario para la revolución proletaria.
No nos quedemos únicamente en los argumentos ya ofrecidos por Lenin o Engels, ya que en ningún momento se refieren al Estado Español. Los que defendemos, por ejemplo, el proceso independentista catalán, no podemos negar que actualmente este proceso esta comandado por la derecha neo-liberal (la burguesía catalana) y que este suceso no es algo de lo que alegrarnos los marxistas, pero no por ello vamos a negar el componente revolucionario de este proceso, negarlo seria caer en el simplismo típico de quien ve una vaca y no ve leche.

Resultado de imagen de estelada roja
¿Por que es revolucionaria la independencia de Catalunya?
Depende a quien le consultéis sus razones pueden ser bien distantes, pero si que hay algo claro, erradicar el conflicto entre proletarios ibéricos para su futura unión versus el capitalismo, pasa por superar este elemento que obstaculiza tal unión.
El análisis materialista de las relaciones entre hermanos proletarios catalanes y españoles, nos lleva a encontrar dos imágenes semejantes enfrentadas gracias a las políticas del odio de sus respectivos gobiernos, que casualmente son el mismo lobo, ambos neo-liberales, canceres de la sociedad.
Este odio nace de tristes prejuicios totalmente falsos pero a la vez promovidos a través de falsos discursos patrióticos, falsos eslóganes, sketches televisivos insultantes, películas de un humor que brilla por su ausencia. Prejuicios que van distanciando el obrero ibérico de la revolución.

¿Por que es necesario el patriotismo?
Debemos olvidarnos del patriotismo territorial, entendiendo por tal levantar muros, sino que, al hablar de patriotismo, estamos hablando de la clase trabajadora, aunque a muchos les duela, si luchas por tu clase obrera eres patriota.
El análisis de la patria reside en la cultura de un territorio, su elemento cultural es su patria y no aquello que llamamos Estado, el Estado es un cuerpo efímero, que algún día sera destruido.
La defensa de la cultura tradicional y folclórica juntamente con la cultura obrera hacen de nuestro territorio una patria a la cual defender. Cuando se llama a la defensa de la patria no se llama a defender una bandera, al contrario, se llama a defender esa cultura, esos valores que forman una sociedad y que el enemigo, el capitalismo o su expresión mas evolucionada (el imperialismo) quieren destruir y erradicar.
Entonces si que es necesario el patriotismo, no el de banderas, sino el de clase, el obrero, aquel que nos une entre compañerxs y nos acerca a la victoria final.

Para terminar una reflexión, si el proceso independentista de un territorio oprimido por el imperialismo de otro no es revolucionario, qué es aquello de defender la opresión de un territorio sin ni siquiera consultar a las gentes de dicho territorio.