Reseñas Semanal Sin categoría

Niebla en el puente Tobliac

Hoy rescato un viejo cómic que leí de crio y es Niebla en el puente de Tolbiac, adaptación a tebeo de una de las muchas novelas del personaje Nestor Burma del escritor Léo Malet. La historia se centra en el Paris tras la Segunda Guerra mundial donde el protagonista debe volver al mundo anarquista del que huyó para encontrar un viejo misterio.

Esta adaptación a comic de una novela negra fue llevada a tal efecto en 1982 siendo la novela original de 1956. Es una de las primeras historias que sientan las bases de la novela negra francesa. El guionista es Léo Malet, autor de la saga entera de novelas sobre Nestor Burma como Casse-pipe à la nation o Bulevar del esqueleto. El dibujante es el autor Franco belga Jacques Tardí, de temática mayoritariamente antimilitarista nos encontramos obras como Le demón des glaces o ¡puta guerra! En esta obra se relata como Nestor Burma  debe bajar al submundo de los anarquistas franceses de la década de 60 para averiguar un sórdido misterio que le llevará por las calles de Paris y por su propia memoria, la cual será determinante para llegar hasta el final.

El guion no tiene mucho de destacable pues obedece al típico patrón que se da en la novela negra desde el comisario autoritario al detective decadente pasando por la femme fatale típica y tópica que ejerce como ablandante sentimental de un detective con un corazón oscuro y abatido. No existen grandes aportaciones más allá del género y el impacto que la novela tuvo en Francia pudo ser por la novedad de un detective francés, al igual que ese cómic impresiono me impresionó al ser primera vez leyendo novela negra. Sin embargo me gustaría reseñar especialmente el dibujo pues considero que Tardí logró captar la totalidad de la sordidez de aquel Paris destrozado y sumido en la tristeza más absoluta donde hasta la mañana más lucida de domingo parece un triste anochecer de lunes.

He de reconocer que esta obra me impresionó y debo agradecerle que me diese a conocer el mundo del anarquismo pues muestra con bastante veracidad al movimiento anarquista francés de la segunda mitad del siglo XX, con sus luces y sus sombras, y nos da una imagen detallada de los restos de lo que fueron los núcleos de resistencia libertarios de la capital gala. También aprovecha para mostrar algunas partes de la comunidad gitana en Paris que es un eje fundamental en la historia sin demonizarlos en exceso y haciendo que encajen en ese Paris oscuro y sucio.