Artículos de opinión

Movimiento Juvenil

Normalmente cuando se es joven se es mas rebelde, se es mas luchadora, cuando somos jóvenes el inconformismo, las ganas de cambiarlo todo, son o deberían ser lo habitual, algo mas de nuestro desarrollo como personas, ser joven debería ser similar a ser desobediente pero, quizás a veces hay quienes pretenden o quieren que esto, tan normal, sea la excepción dentro del conjunto de la sociedad.
En pleno año 2017 las jóvenes nos vemos atraídas aun modelo de sociedad totalmente toxica, un ocio consumista donde nos eliminan los componentes que nos dan libertad absoluta y nos imprimen en nuestra piel unos comportamientos anti-humanos, llegando en muchos casos a tratarnos como meros productos, véase las discotecas en las cuales permiten la entrada gratuita de la mujer. Nos hallamos todas ante unos modelos de comportamiento indignos (cánones de belleza, prototipos de comportamiento, relaciones basadas en la posesión, etc.)
Con el avance de los años y la recuperación del modelo conservador el sistema educativo crece dentro del eslogan, obedece y se lo que queremos que sea, el alumno se esfuerza por obedecer y no aprender, nos tratan con su maravilloso paternalismo sistemático, todas estas agresiones a las jóvenes que son tan normalizadas deben o deberían llevar de la mano una respuesta, la auto-organización juvenil.
Mucha gente considera que cuando eres joven no eres capaz de lograr grandes cosas, que ser adolescente es símil de ser un cachorro capitalista, pero estamos viendo y viviendo unos momentos de importancia dentro de este cambio social, es decir, nos encontramos ante un auge del movimiento juvenil que parecía estancarse.
La creación de organizaciones de carácter asambleario y político entre los jóvenes es algo natural y que no debería parecer una excepción, la lucha política se inicia en la lucha juvenil, ya que un pueblo formado siempre es mas fuerte y el futuro de la sociedad reside hoy en nosotras las jóvenes, pero también hay quienes tratan de torpedear la fuerza y el crecimiento socialista de la lucha juvenil. Movimientos políticos de menor “radicalismo” o de nula presencia combativa en las calles tienden a llamar a la militancia capitalista o a la creación de comisiones de fiestas semi politizadas.


Se que es extraño que hayan movimientos juveniles que se posicionan en el espectro izquierda y que caen en estas estrategias favorables al enemigo pero como todas sabemos hay de todo en la viña del señor.
En conclusión, la militancia juvenil y política es la única arma real ante las continuas agresiones del sistema capitalista y patriarcal, la apolitización de la lucha juvenil es y será siempre una derrota ante nuestro enemigo, la politización, la radicalización y la lucha en las calles dentro de la acción directa es la medicina ante estas enfermedades, a las cuales las jóvenes caemos de manera masiva, para una libertad de clase y de género una juventud formada y combativa.