Internacional Medio ambiente

El pollo de Subway contendría sólo %50 de carne

De acuerdo a un estudio reciente publicado por investigadores canadienses -en asociación con el espacio de radiodifusión Marketplace- el pollo utilizado por la cadena de comida rápida Subway no estaría compuesto al %100 por carne de la susodicha ave. De hecho, se encuentra bastante lejos de ese porcentaje.

Matt Harnden, investigador genetista del laboratorio de Trent University, fue quien condujo el estudio de pruebas genéticas realizadas sobre productos con pollo de varias cadenas de comida rápida. Durante el mismo, descubrió que el pollo asado al horno utilizado en los sándwiches de Subway reprobó este examen: la pieza analizada sólo contenía %53.6 de carne de pollo. 

Bastante mal, ¿no? Bueno, el escándalo no termina ahí: la variedad de pollo con salsa de cebolla caramelizada -el estilo teriyaki- de la cadena de comidas, resultó contener sólo %42.8 de carne de la ave en cuestión. De acuerdo al estudio, el “pollo” restante es en realidad soja procesada.

Por su parte, Subway ha negado vehementemente que los hallazgos del estudio, proporcionándole a Munchies la siguiente declaración:

Las acusaciones hechas por el programa Marketplace -de la CBC- sobre el contenido de nuestro pollo son totalmente falsas y engañosas. Nuestro pollo es %100 carne blanca condimentada, marinada y entregada a nuestras tiendas como un producto final, cocido y apto para consumo. Hemos hablado con ellos sobre nuestras fuertes objeciones al respecto. No sabemos cómo fueron capaces de hacer circular una información tan errónea, pero estamos insistiendo para que se retracten por completo. Producir productos de alta calidad para nuestros clientes es nuestra mayor prioridad. Ese informe es incorrecto y debe ser corregido.

La cadena de sándwiches no es la única que ha sido acusada de vender pollo falso. El estudio encontró, además, que el pollo grillado ofrecido en los emparedados de Wendy’s contiene %88.5 de carne real, mientras que Mc Donald’s se suma al fraude con un porcentaje de pollo auténtico que baja al %84.9.

En una declaración a Munchies, Wendy’s defiende que su pollo “no es nada más que pollo”:

El filete de pollo grillado servido en nuestra cadena es una carne jugosa, de color blanco, hecha a base de pechuga y muslo entero de pollo, que ha sido marinado en una mezcla de hierbas y especias; no es reformado ni reestructurado. No hay sabores o colores artificiales. La única fuente de proteínas en nuestro pollo es el pollo.

Por su parte, Mc Donald’s no ha realizado públicamente comentarios al respecto, sin embargo sí disputó los hallazgos de la investigación publicada por la CBC.

Los emparedados de Subway fueron los últimos en la tabla de porcentajes, y de hecho sus números sorprendieron tanto a los investigadores que decidieron testar sobre cinco muestras más, las cuales confirmaron el hecho arrojando los mismos valores que había lanzado la primera.

Por supuesto, esta no es la primera vez que la gente cuestiona los contenidos de los alimentos procesados y la carne que se utiliza en la comida rápida. No hace mucho tiempo, un procesador de queso estadounidense fue descubierto agregando celulosa -un agente anti-aglutinante hecho a base de pulpa de madera- a un queso cheddar económico, haciéndolo pasar como queso %100 parmesano. Lamentamos informar que la celulosa puede ser encontrada en muchos productos en estos días—desde hamburguesas hasta aros de cebolla y salsas.

Traducción del artículo original publicado en el sitio MUNCHIES.
Juana Lo Duca
Estudiante de Ciencias de la Comunicación Social en la UBA. @Jualoduca en Twitter. Apasionada por la Psicología social, feminista y ácrata. La palabra como arma.