Internacional

Marca DAESH

El Salvados de este domingo ha sido quizás uno de los más interesantes a nivel de geopolítica que se ha hecho, sin embargo no ha tenido la misma repercusión en redes sociales que otros como el de la queja a la tecnología del domingo anterior, que irónicamente sí consiguió movilizar los dedos de los usuarios hasta convertirse en Trending Topic.

Ha conseguido acercar una pequeña parte de la realidad de Arabia Saudí. Sin embargo, al igual que sus entrevistados (Kichi, alcalde de Cádiz, y Espinosa de los Monteros, oligarca que ejerció para el régimen de Franco y que continúa en la actualidad), el programa también tiene sus contradicciones:

Principalmente porque el programa ha profundizado en las causas de la represión civil interna y ha mencionado varias veces el comercio armamentístico del régimen de los Saud, pero no ha hablado de los objetivos de esas armas, que son los civiles de Yemen. De hecho, aunque es de agradecer que haya sido mencionado de forma brevísima, La Sexta y el resto de medios españoles llevan silenciando esa masacre ya dos años.

Las causas de la guerra se basan en el conflicto entre las dos principales ramas del Islam, el sunismo y el chiismo. La población chiita de Yemen ha sido marginada históricamente por la mayoría sunita, algo que se dio lugar mayoritariamente tras la reunificación del país en 1990 (antes dividido en la República Socialista de Yemen del Sur y la República Árabe de Yemen del Norte). Tras una serie de protestas en 2014, los chiitas tomaron el poder, y Arabia comenzó una guerra contra ellos por motivos religiosos y estratégicos, ya que el mayor enemigo de Arabia es Irán, y este país es el núcleo fáctico del chiismo en el mundo. Sólo en los primeros meses de esta masacre, según la OMS, 334.9093 personas fueron exiliadas del país, y las víctimas por desabastecimiento se contabilizaban ya entre los 10 y los 14 millones de civiles (la población antes de la guerra eran 25 millones), mientras que las víctimas mortales, según Sputnik News, alcanzaron los 10.000 muertos en Agosto del año pasado.

El otro error de Salvados ha sido no incidir en que Arabia Saudí, financia al Daesh por esos mismos motivos religiosos que los llevan a matar yemeníes. Que el acopio de armas que compran a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, España y demás abanderados de los derechos humanos se usa para la Guerra de Yemen y para armar al Daesh. Tampoco se habla de la financiación mediante transacciones en la Deep Web (el mercado negro de Internet) a través de la venta de petróleo que mantiene el Estado terrorista con el otro al que no nos permiten llamar así. Arabia no es el único país, RT y el Parlamento británico ya nombraron las sospechas de financiación al Daesh que se hacían patentes entre la mandatarios y demás jet set del Golfo Pérsico.

No es de extrañar que el Daesh y Arabia Saudí tengan una relación tan cordial, ya que ambos comparten las mismas leyes radicalizadas y llevadas al extremo desde una interpretación literal del Corán, las enseñan en las escuelas y las infunden en la sociedad mediante el miedo y la represión.

Sentencias penales de los territorios controlados por el Daesh (izquierda) y Arabia Saudí (derecha)
Libros de texto del Daesh editados en Arabia Saudí

 

Actualmente la lucha contra el Daesh está más activa que nunca y sus dos principales ciudades: Al-Raqqa y Mosúl están siendo cercadas por las fuerzas sirias y kurdas. Sin embargo, en el caso de Arabia, sólo las fuerzas yemeníes intentan resistirles sin éxito mientas su población sufre una de las mayores tragedias de su historia.

Justo hoy hace 700 días del comienzo de sus muertes y desdicha.

José Aurelio Atenza Martínez
Estudié Periodismo en la Universidad de Murcia. He pasado la vida entre hospitales, libros y películas. Ahora escribo lo mejor que sé y todo cuanto puedo. Tengo una ideología y no dudaré en usarla.