Sin categoría Vox Partisana

#VoxPartisana: Don Abascal de ESPAÑA

En un lugar de ESPAÑA, de cuyo nombre ya conocemos, puesto que sólo hay una; ESPAÑA, vive hace ya de mucho tiempo un ESPAÑOL de los de siempre, rojigualda en la muñeca, SEAT 600, y Vespino con sidecar. Una sartén con  más huevos que cualquiera de esos rojos de mierda, y patatas bravas para cenar porque son ESPAÑOLAS, duelos a lo Pérez Reverte y misa los domingos, mercado de pueblo los viernes y la Bolsa ganando todos los días, haciendo que funcione Hacienda.

Era de complexión regia, como el ejército ESPAÑOL, robusto en carnes y bello rostro.

¡Pero ya basta de hablar de mariconadas! Lo importante es que mataba gigantes, luchaba contra rojos de mierda que iban de falsos adalides y lo liberalizaba todo en este país nuestro que es ESPAÑA.

Recorríase toda ESPAÑA para destruir las autonomías y le dedicaba sus lides y sus victorias a su amada, Rosa Díez.

También acompañábale un señor de los de bien, que al igual que él era vasco, pero ESPAÑOL, como lo son todos los vascos ¿Sí o no? Y quien tuviese dudas de esto y de su procedencia, que mire su DNI. Su amigo sufrió capturado por unos hijos de puta terroristas que no tienen ni madre, ni nombre, ni perdón.

Un días nuestros héroes se encontraron recorriendo alguna carretera nacional cuando su escudero se sobresaltó de repente:

+Mi candidato a la presidencia, cuidado, nos atacan los molinos

-Querrás decir los gigantes, Ortega

+No mi señor, hablo de los putos molinos de las renovables, que no dejan competir a las eléctricas para abastecer a este país nuestro

-Bien parece que no estás cursado en esto de los discursos, Ortega: “El problema no son sólo los molinos, sino todas las energías renovables, porque creíamos que la energía solar era una idea grandiosa y nadie menos nosotros se dio cuenta de que su realización es demasiado complicada, sólo si comprendemos los puntos débiles del proyecto podremos aprender de los errores. La política energética tiene que estar destinada a mejorar la competitividad diversificando fuentes y proveedores”. Eso sí, la nuclear la mejor.

Encontróse nuestro héroe con Juan Carlos Monedero, el Caballero de Venezuela que antes de retarle contóle sus hazañas para romper su confianza y su virtud:

-Quiero que sepáis, venerable fascista que mi destino y mi elección fue fundar el partido que enamorará y conquistará “españa” para después destruirla, que ya me armé en Miraflores con la espada del chavismo bolivariano y sorteé con mentiras y calumnias a los juzgados que quisieron encarcerlarme al descubrir mis malvados planes, que fundé también un canal de YouTube que recoge y organiza a los peores estalinistas de todos los lugares del Estado y los mantiene acusados de exaltación del terrorismo sin que les ocurra nada.

+Rufián…

-A ese no lo tenemos, pero ojalá

+¡SILENCIO! Nadie obvia el nombre de ESPAÑA en mi presencia ¡Morirás!

Y nuestro héroe se lanzó a la gesta, pero su valor y su amor por España no pudieron conseguir los votos necesarios para vencer al Caballero de Venezuela.

Ni al Caballero de Los Sobres, ni al de los ERE’s, ni al de Los Pactos, ni a los que hablaban raro, ni al isleño, ni al Caballero No Humano ni Especista, ni tan siquiera a su amada.

Así pues nuestro caballero volvió a su hogar para charlar con los jóvenes aspirantes a caballeros de Forocoches, esperando que ellos vean la luz y le acompañen en su próxima y gloriosa gesta por todos los lares de ESPAÑA.

Pero por siempre quedará en nuestras memorias como el único que pudo hacer montajes peores que los míos:

 

José Aurelio Atenza Martínez
Estudié Periodismo en la Universidad de Murcia. He pasado la vida entre hospitales, libros y películas. Ahora escribo lo mejor que sé y todo cuanto puedo. Tengo una ideología y no dudaré en usarla.