Arte Visual Cultura Feminismo

Los músicos también se mueven por la selva

En 2014 salió a la luz la que pronto sería la serie estrella de Amazon Studios, Mozart in the jungle. Con tres temporadas estrenadas, sus capítulos han conseguidos crear seguidores que les han llevado a ganar dos Globos de Oro: Mejor actor en una serie de TV – Comedia al excéntrico director de orquesta protagonista interpretado por Gael García Bernal, y a Mejor serie de TV – Comedia.

Serie entretenida que te hará reír y conocer un poco más el mundillo por el que se mueven los músicos de las altas élites, codeándose con artistas internacionales y con gente de a pie con únicos fines como el de redimirse a su pasión, la música, y sobrevivir en la jungla que es la Gran Manzana, está basada en las memorias de Blair Tindall, recogidas en Mozart in the Jungle: Sex, Drugs and Classical Music, recoge desde el punto de vista de esta oboísta la vida de los músicos y demás personas que componen la Orquesta Filarmónica de Nueva York.

Rodrigo DeSouza (Gael García Bernal), llega a la Orquesta Filarmónica de Nueva York con aires de renovación. Sabe que es un músico prodigioso y es algo excéntrico, pero a medida que avanzan los capítulos se abre al público y nos muestra ese músico de orígenes humildes que lo único que quiere es que la gente “Play with the blood!”. Podría parecer que nuestro joven director es el protagonista de la serie, pero lo cierto es que Hailey, oboísta inexperta que desea abrirse paso en la orquesta newyorkina y forjar su carrera profesional, es la verdadera protagonista.

Lola Kirke es la encargada de dar vida a Hailey Rutledge, que tras ponerse en boca de todos por su magnífico papel en MITJ, lo ha vuelto a hacer por razones muy diferentes.

El pasado 8 de enero tuvieron lugar los Globos de Oro, la antesala de los Premios Oscar, y pudimos ver junto a numerosos actores y actrices, al reparto de Mozart in the Jungle desfilando por la alfombra, donde destacaba Lola Kirke. La joven actriz paseaba por la alfombra y se fotografiaba radiante y natural en un vestido sin mangas que dejaba lucir sus hombros y cuello, al igual que sus axilas con vello, hecho que revolucionó a las redes sociales por ¿inadecuado? ¿antihigiénico? ¿de mal gusto? Parece que la imagen que debe dar una mujer sigue aún basada en cánones de perfección absoluta. No se habla del vestido tan favorecedor que llevaba, ni a la nueva tendencia de maquillaje “makeup no makeup” que dejaba lucir sus facciones al completo, ni de su papel en la última temporada de la serie, estrenada en diciembre de 2016. No, como siempre, los medios sensacionalistas siguen ejerciendo un gran peso en la sociedad y pese a que los cánones impuestos durante siglos sobre la apariencia de las mujeres cada vez son menos importantes, aún quedan resquicios de ellos en cosas tan naturales como el vello corporal.