Entrevistas Especial Estado Español

Entrevista a Cassandra, la tuitera imputada por hacer chistes sobre Carrero Blanco

Cassandra es una chica transgénero de 21 años, estudiante de segundo curso del Grado de Historia en la Universidad de Murcia, feminista radical y una tuitera bastante conocida entre los círculos de izquierdas en las redes sociales. Habría sido interesantísimo hablar con ella por cualquiera de estas razones, sin embargo la entrevista ha sido motivada por una frustrante citación a juicio. Por si con estas líneas aún no os habéis situado, ella es la chica a la que acusan de delito a las víctimas del terrorismo y a la que quieren condenar a dos años y medio de prisión, tres de libertad condicional e inhabilitación pública por hacer chistes sobre el atentado de Carrero Blanco.

El pasado 4 de enero recibió la carta para recoger el escrito en el juzgado de instrucción número 5 de Murcia en una semana. Antes ya había ido a declarar a la Audiencia Nacional, pero no lo divulgó por las redes, apenas sabía nada, ya que lo que suele olvidar la gente a estas alturas, es que tan sólo era una joven haciendo un chiste y que declarar en la Audiencia Nacional no es un suceso tranquilo e irrelevante para cualquiera. Tras recoger la citación en el juzgado de Murcia, ya con una burocracia más cotidiana decidió tuitearlo, no sin antes cuestionarse cómo iba a reaccionar su entorno y si se iba a sentir abandonada, algo que por fortuna fue todo lo contrario.

Su tuit a día de hoy más de viente mil retuits y casi diez mil marcados como “favorito”.

Afortunadamente ahora está más calmada, ha podido recuperar una cierta tranquilidad e incluso ha participado en charlas sobre el tema en Madrid de la mano de Izquierda Unida. Sin embargo, esa calma parece tan sólo un oasis, porque poco después de la realización de esta entrevista, nos enterábamos de que el juez ha dictaminado un año de cárcel contra César Strawberry, líder del grupo musical Def con Dos, acusado al igual que Cassandra de apología del terrorismo por un par de tuits.

La realidad es que se dan comentarios como los de Cassandra y Strawberry todos los días en las redes sociales, quizás en el caso del segundo es más notorio por su fama o su visibilidad en el panorama musical. Sin embargo haciendo un poco de búsqueda encontramos que los humoristas Tip y Coll, el youtuber Masa o incluso el director de “El País” Juan Luis Cebrián, ya hacían chistes sobre Carrero Blanco en medios de comunicación. Ante la pregunta sobre por qué la quieren condear a ella, ni siquiera la afectada tiene una idea firme al respecto: “Nunca lo había pensado, quizás es porque me ven una persona débil, sin recursos, sin mi familia cerca. Todo ello para llevar a cabo una condena ejemplarizante”.

Cassandra2
Cassandra mientas nos concedía la entrevista en un bar de Murcia

Cualquier estudiante de historia como Cassandra podría habernos dado la siguiente respuesta, pero en su boca y con el escándalo, a ciertos sectores de la sociedad les irritaría comprender que tanto en términos históricos como opinión de la propia Cassandra; “Carrero Blanco fue un dictador, la personificación de la continuidad del franquismo que negó cualquier reforma mínima del sistema mientras firmaba sentencias de muerte y cargas policiales contra manifestantes pacíficos”

Muchos de los antes indignados contra estos comentarios o el tuit de Cassandra, sin embargo, se alegraron y burlaron de la muerte de Fidel Castro no hace muchos meses. Es lógico, por tanto, que cualquiera nos preguntemos por qué ellos, o los que recientemente se burlan mediante comentarios homófobos de la muerte de Bimba Bosé, no han declarado ante los tribunales. La tuitera no tiene ningún tipo de duda “Sí, obviamente existe el doble rasero”, sin embargo no opina que en el caso de Castro sea el mejor ejemplo, puesto que la Audiencia Nacional no tiene entre sus cometidos buscar ofensas perpetuadas contra individuos fuera de la jurisdicción nacional. Pero en la práctica, podemos citar el juicio a Guillermo Zapata por hacer chistes sobre el Holocausto además de los de Irene Villa.

Aunque la propia Irene Villa declarase que esos tuits no le resultaban una ofensa, y la nieta de Carrero Blanco reconozca como “un disparate”, en sus propios términos, la acusación del tribunal para Cassandra; parece que nada de eso tenga validez para la justicia en nuestro país.

Situándonos en la hipótesis de si Arévalo o Bertín Osborne deberían declarar igual que ella por delito de odio a razón de sus comentarios homófobos, Cassandra rompe las líneas de la discordia y aclara que no: “A mí no me hacen gracia sus chistes, me parecen repugnantes porque fomentan el odio, pero jamás le pediría a nadie que fuese a declarar por eso”

Ella ha borrado los chistes de Twitter y cuando hablamos la última vez nos dijo que, en un futuro después de lo que ha pasado, se reprimirá porque con la Ley Mordaza “no hay otra”.

Terminé aquella entrevista contándole un chiste: “Spiderman, Superman, un fiscal normal y uno que gana casos en memoria de Carrero Blanco entran en un ascensor y ven un billete de cincuenta euros ¿Quién lo coge? Pues el fiscal normal, porque ninguno de los otros existe”. Apenas le hizo gracia, pero por lo menos entendí por qué sigo siendo un “pocos followers”, lo de la acusación, a día de hoy, sigue sin haber nadie que lo entienda.

José Aurelio Atenza Martínez
Estudié Periodismo en la Universidad de Murcia. He pasado la vida entre hospitales, libros y películas. Ahora escribo lo mejor que sé y todo cuanto puedo. Tengo una ideología y no dudaré en usarla.