Artículos de opinión Estado Español

PATRIOTISMO ESPAÑOL

El actual conflicto entre España y Catalunya ha levantado el fervor patriótico por ambos bandos, pero, ¿Hay un patriotismo bueno y un patriotismo malo?

La respuesta es sí, si existe una diferencia entre un patriotismo social, que se sitúa en el espectro izquierda y un patriotismo nacional con una perspectiva xenófoba, que se sitúa, claramente, en el espectro derecha. A veces, desde los grandes medios de comunicación o desde partidos que, falsamente, se sitúan en el centro político, se dirigen ataques indistintamente su carácter político. También es cierto, que hasta hace poco, en España, existía una tendencia a ver de forma afable, incluso, folclórica, a estos movimientos patrióticos de extrema derecha.

Es cierto que a nivel español el patriotismo es hegemónico para la extrema derecha, siendo la izquierda, antipatriota, incluso avergonzándose del termino patria. Esta hegemonía por parte de la extrema derecha, a nivel español, nace fruto (a parte del ya comentado anti patriotismo de la izquierda) por una situación socio-económica, en la cual, la clase trabajadora, está sufriendo, en su totalidad, las consecuencias de unas políticas neoliberales, donde el famoso y falso “Estado de Bienestar” ha sido destruido. En este contexto de crisis, global y nacional, la extrema derecha ve la luz al final del túnel, ve una oportunidad para su discurso simplista y sencillo, que, a su vez, da una respuesta para canalizar la rabia que las trabajadoras sienten hacia el sistema capitalista. Apelan al sentimiento nacional, pero no desde una perspectiva romántica de unión proletaria versus el explotador, sino más bien, de unión nacional contra el enemigo extranjero, contra el inmigrante que acudió a España en la búsqueda de empleo, que casualmente, ahora ocurre a una gran mayoría de población española. Este discurso de odio hacia el extranjero, este discurso xenófobo, incide rápidamente en el pensamiento popular, sin un discurso patriótico que tache de mentira tales falacias de la extrema derecha, el obrero se encuentra con una única y absoluta verdad. Elude la culpa del sistema capitalista, del burgués y lo canaliza en un odio xenófobo, en estos momentos islamófobo.

Hace unos meses nació una respuesta a nivel nacional española contraria al patriotismo de extrema derecha, surgió en Podemos un sentimiento patriótico, alzando la bandera de la Patria, con un discurso socialdemócrata, el cual tiene una respuesta de unas 4 o 5 millones de ciudadanas, pero este discurso patriótico de Podemos, ¿es realmente un patriotismo real? ¿puede considerarse un partido, de espectro izquierda español, patriota?

No y no, desde el segundo cero, ningún partido que habla de una unidad bajo la bandera y Estado español podrá ser de izquierda. Considerarse de izquierdas y españolista es una incongruencia muy grave, ¿Por qué? Sencillo, el Estado Español es y será un Estado opresor, un Estado el cual su historia y su unidad se logra con sangre y opresión, por ello toda persona socialista no defensara un Estado Español como tal, sea republicano o monárquico, sino que debe defender la libertad de las naciones oprimidas y luchar por una posible unión futura de esas naciones, pero lejos de lo que conocemos hasta el día de hoy.

Por el contrario, nos encontramos con el patriotismo catalán, un patriotismo en el cual, la hegemonía es socialista. ¿Qué diferencia al patriotismo catalán de izquierdas al español? Sencillo, la defensa de Catalunya no conlleva la defensa de un Estado el cual su territorio está formado por naciones oprimidas, sino que es un Estado libre de opresión territorial, donde la defensa de la patria recae en la defensa de una Catalunya socialista, de su cultura i lengua. Por ello, un comunista que defiende el Estado Español tal y como lo conocemos, cae en una contradicción enorme.