Cultura Reseñas Semanal

500 Muertos por hora, la disección de un genocidio

La violencia es algo que ha acompañado al mundo, un colega me dijo una vez medio en broma medio en serio que el odio era el motor de la historia, desde su creación. Sin embargo el ser humano, a pesar de sus momentos de luz, suele tener momentos de una tenebrosa oscuridad y este es uno de estos momentos.

Con un gran estilo tanto de dibujo como de guión, Dani García Nieto nos sumerge en la Ruanda post colonial del años 1994 desde los meses de abril hasta julio donde los dantescos hechos se sucedieron.

Tras un proceso de búsqueda de investigación, que nada tiene que envidiar a un buen trabajo de investigación sobre el tema, el autor nos narra las causas que llevaron al brutal genocidio, como se desarrollaron los hechos y cuales fueron las consecuencias de una nación que aun trata de gestionar el golpe que supusieron los cuatro meses que duraron las matanzas. Dani García Nieto no sólo nos analiza el conflicto en si, si no que también nos describe cuales fueron las causas imperialistas que llevaron al “país de las mil colinas” a soportar tales actos de brutalidad, y en un acto de gran habilidad también nos muestra como fue el contexto internacional del suceso, mostrando como las potencias se comportaron.

La obra está presentada en formato fanzine, el precio es bastante asequible y está en blanco y negro. La obra está titulada debido al recuento de víctimas que se hizo, las cuales fueron más de 800000. Si lo reducimos a horas van a 500 muertos. La prosa es simple y sencilla pero se adecua al contenido y logra el objetivo de trasmitir a un amplio número de lectores los sucesos sin dejarse ningún detalle. El dibujo es poco recargado sin exceso de detalles salvo algunas zonas desdibujadas a propósito, el autor logra mostrar las expresiones en los rostros de los personajes dibujados sin necesidad de tener un trazo muy impactante ni muy delicado.

En definitiva es una obra que sirve para que todos los públicos tengan acceso a los datos de  uno de los últimos eventos del s XX y al ser fanzine consigue que los lectores y no lectores habituales de comic se sientan a gusto pasando las hojas y descubriendo los detalles de lo que fue uno de los episodios más violentos de nuestra historia.