Anticapitalismo Artículos de opinión Cultura Estado Español Movimiento estudiantil

La LOMCE a debate

  • Desde hace tiempo somos concebidos como números que deben de formarse para ser útiles en el mercado laboral

  • El sistema educativo necesita de un pacto que cuente con todos los actores sociales implicados

“Paradójicamente en la sociedad de la comunicación y del conocimiento, el ser humano es cada vez menos individuo y más número. Somos reducidos constantemente. Ya no somos Laura, José, Helí Marina o Sole, somos nuestro número de DNI, nuestro número de la seguridad social… Y en la educación ocurre exactamente lo mismo; no soy Néstor Prieto Amador, sino una media, un número de expediente, un puesto en un ranking. Y el problema que supone reducir el ser humano a una cifra, es que al hacerlo dejamos fuera a: la imaginación, la originalidad, la creatividad y otros talentos… características que al no ser medibles no interesan al sistema educativo. Porque realmente su buscan individuos sumisos y  previsibles. Quizá por eso sea más útil rezar que leer a Platón, lo que explicaría que en la ESO haya 10 horas de religión y dos filosofía.

Se nos educa en la uniformidad y no en la diversidad. En todo esto, la LOMCE simplemente ahonda en este problema, solo es un paso más en esta política reduccionista. Desde hace tiempo somos concebidos como números que deben de formarse para ser útiles en el mercado laboral. No interesan trabajadores y trabajadoras con un pensamiento propio, y crítico. El sistema educativo se encarga de coger a los alumnos y meterlos en un molde, de manera que todo aquel que no se adapta queda automáticamente fuera. La función del sistema educativo ha de ser la contraria: favorecer que afloren todas las capacidades y talentos posibles para que den forma y nuevos moldes a la sociedad del futuro.

El sistema educativo necesita de un pacto que cuente con todos los actores sociales implicados. Padres, madres, alumnos y profesores deben tener capacidad real para construir una educación que no excluya a nadie, que permita que afloren todas las capacidades y talentos posibles.”

Fragmento de la mesa redonda: La LOMCE a debate. Organizado por el CES.

Néstor Prieto
Salmantino, políticamente incorrecto.