Anticapitalismo Estado Español

La alcaldesa de Berga es detenida en calidad de rebelde

Montserrat Venturós, alcaldesa de la localidad catalana de Berga por la Candidatura d’Unitat Popular, ha sido detenida por haberse negado a declarar el pasado mes de abril y de octubre en el juzgado de su localidad. El motivo de la cita judicial era la acusación de delito electoral, que tiene su raíz en su negativa a retirar las banderas esteladas del ayuntamiento en las últimas elecciones del 20 de diciembre.

Venturós ha sido detenida en su domicilio a las 7:30h por agentes de paisano, al haber sido declarada en rebeldía tras negarse a comparecer dos veces en el juzgado, con arreglo a los artículos 496 y 497 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil. La alcaldesa ha señalado a su salida del juzgado, este mediodía, que su proceso «es un ataque absolutamente antidemocrático e insultante contra el pueblo catalán»; horas antes, había defendido que el mantenimiento de los símbolos había sido aprobado por el pleno municipal en 2012. El juez la ha dejado en libertad tras notificarle que se expone a penas de tres meses a un año de cárcel si vuelve a desobedecer.

El nuevo secretario general de la CUP, Quim Arrufat, ha afirmado en su cuenta de twitter: «12 horas después de constituir un gobierno, el Estado se pone en marcha: se han llevado a la alcaldesa de Berga detenida». Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat, también ha manifestado su «apoyo a Venturós [@venturosm] y a los cargos electos que sufren persecución por sus ideas». Ha agregado, finalmente: «la libertad de expresión ni es ningún delito», mientras que Íñigo Méndez de Vigo, como nuevo portavoz del Ejecutivo, ha señalado que «las sentencias judiciales hay que cumplirlas».

Finalmente, la Candidatura d’Unitat Popular ha manifestado en un comunicado que la detención de la alcaldesa a primera hora de la mañana ha sido «digna de los mejores tiempos de la represión franquista», agregando que «la desobediencia es un acto personal, pero es también y sobre todo un acto colectivo, por lo que exigimos a las instituciones que apoyen a nuestros cargos electos, también a los que deciden hacer desobediencia».

[Imagen de encabezado propiedad de Ràdio Berga]