Artículos de opinión

La historia de una estatua non grata

Me trajeron a Barcelona, un lunes por la mañana, cuando nadie siquiera esta realmente despierto, me colocaron por una exposición que tenia el objetivo de informar sobre la represión franquista, de primera ya me avisaron de que yo no seria bien recibido, sabia que los primeros días no serian cómodos, que me odiarían, pero que quizás con el paso del tiempo me acabarían aceptando, o al menos, me ignorarían. Me equivoqué.

Día 1

Al llegar, lo primero que me encuentro es un grupo de jóvenes con pancartas contra mi persona, sabia yo que los jóvenes no son especialmente amantes de mi persona, pero no me los esperaba un lunes por la mañana aquí. Después de colocarme, se dedican a tirarme huevos, a insultarme, empiezan a cantar símbolos patrióticos catalanes para humillarme, me insultan y me desprecian con un verdadero rencor.

Día 2

Me levanto por la mañana y los vecinos me cuelgan una bandera separatista, esta claro que esto no es cosa de un solo día, y el Ayuntamiento no es que este por la labor de protegerme mucho, empiezan a darse cuenta de que esto quizás no ha sido la mejor idea, y la verdad, no les culpo, me siento mas incomodo que una persona vegetariana en una charcutería.

Día 3

Hoy ha sido el peor día de todos, me han quitado una estelada para ponerme otra que ademas, viene con la bandera LGTB, esta claro que soy estatua muerta aquí, me han pintado con con distintos colores, y para rematar, van y me colocan una muñeca hinchable, a mi, una estatua católica apostólica y romana, eso es pecado señores.

Día 4

Me despierto peor que nunca, no voy a aguantar mucho mas tiempo aquí, me han destrozado, me han pintado de distintos colores, me han llenado de banderas LGTB y los ciudadanos de Barcelona no respetan ninguna valla que sea colocada para evitar que se acerquen a mi. Esa noche, unos jóvenes se acercaron a mi y decidieron rematarme, me lanzaron una jodida puerta a la cabeza del caballo, luego se harán llamar animalistas y todo, hasta que todos unieron fuerzas y me lanzaron contra el suelo, destrozandome por completo y dejándome hecho un cristo. Esa misma noche anuncian desde el Ayuntamiento que me retiran.

Antes de irme, quisiera dedicarle unas palabras a los ciudadanos de Barcelona. Se que no he sido muy bueno con vosotros, casi 40 años de represión son duros, aunque la exposición tratase de eso exactamente, pero pensad en Mateo 7:12, ahí pone que debéis tratar a los hombres como quieran que os traten a vosotros, aunque yo no os trate con mucho amor, bueno, sinceramente no creo que la biblia os importe, por algo habréis votado a un gobierno judeo-masonico-comunista-internacional, pero antes de despedirme os diré una cosa, podréis quitarme mi estatua, pero nunca me quitareis el Sahara.

 

¿QUÉ MARRUECOS HIZO QUÉ?

Rubenish
Amante de la Historia y de la filosofía. En ocasiones veo muertos, sobre todo en libros.