Artículos de opinión Cultura Estado Español La Partisana LGTBI-GSD

No somos inBIsibles.

“Yo: Mamá, papá, soy bisexual.
Mi padre: Tú estás loca, o carne o pescado
.”
– Reacción de mis padres al decirles con 13 años que era bisexual.

Hoy, 23 de septiembre, se celebra el día de la visibilidad bisexual (celebraba por primera vez en 1999), siendo este año el año para la visibilidad de esta orientación, la cual se define como la atracción sexual, romántica o emocional hacia el mismo género y otro diferente en un mismo o diferente periodo de tiempo, aunque el heteropatriarcado lo define única y exclusivamente como la atracción hacia hombres y mujeres.

¿Cuál es la necesidad de su visibilización cuando pudiera parecer estar más aceptada? Precisamente en ese parecer. Que levante la mano a la que no le hayan dicho alguna de estas frases: “Estás confusx”, “Eso es vicio”, “¿Entonces quieres un trío?” (especialmente si eres una mujer cis, nunca falla), “no es justo, ligas más”, “en el fondo eres homo” y un laaaaaaaaaaargo etcétera. Por otro lado hay una relativa representación en la literatura, cine y series pero a veces los personajes no se definen como tal, por lo que se puede intuir o dejan esa cuestión en el aire negando esa orientación jugando con la ambigüedad.

Lxs bisexuales sufrimos bifobia tanto por heteros como por el propio colectivo LGTB+ al negar nuestra propia sexualidad con conceptos como heteroflexible/heterocuriosx, estar confusx  o definirla como una simple fase hacia otra sexualidad debido todo ello a una visión monosexista (sólo una sexualidad) por la cual a veces en determinados círculos (especialmente los familiares) nos vemos obligadas a definirnos con otra sexualidad que no es la nuestra; o reconernos como sexualidad pero siendo muy promiscuxs y liberales en lo sexual.

Siempre me hizo gracia el mito de la promiscuidad en la bisexualidad, como si fuese un carnet que nos da superpoderes para que todo ser andante y danzante que sienta nuestra presencia quiera ver fuegos artificiales en nuestra compañía, ya me entendéis. Pues no, ¿vale? No todxs podemos ser unos pivones, que los habrá por supuesto, pero hay quien nos pasamos los viernes sábado por la noche comiendo macarrones sin recordar cuando fue nuestra última cita porque eres más feo que mandar a la abuela a por droga.

Marlon Brando, quien interpretó Don Vito Corleone en “El Padrino”

Pero es que esto no es nuevo ni mucho menos una moda como se dice cuando un colectivo se visibiliza o lucha por visibilizarse como el actor españo Paco León o la blogger y youtuber Dulceida en España. Durante el siglo XX,  Greta Garbo, Frida Kahlo, Katharine Hepburn, Simone de Beauvoir, Janis Joplin,  Montgomery Clift y Marlon Brando, no tuvieron miedo de visibilizarse como eran. Si nos remontamos unos cuantos siglos atrás, encontramos a una buena parte de la Grecia clásica y a medio imperio romano (Nerón o Trajano, por ejemplo) entregados a la conquista del mundo y de los cuerpos de las mujeres y hombres de su tiempo, así como Alejandro Magno y Ricardo Corazón de León, otros con peor fama como el castellano Enrique IV el Impotente o el rey francés Luis XIII, representante de lo que se entendía como el privilegio aristócrata a ser promiscua.

Quiero hacer por último un recordatorio a todos los hombres cisgénero y heterosexuales: las mujeres bisexuales, ya de por sí todas independiente de su orientación, no estamos para complaceros ni cumplir vuestras fantasías.

Ni estamos confusas, ni en un fase, a medio camino, ni tenemos un vicio, problema mental.

Bisexuales del mundo, ¡con orgullo visibilizaros y uníos!