Cultura

William Wallace no fue “Braveheart”

Gracias a la famosa película de Mel Gibson, ganadora de 5 Oscars, todo el mundo conoce a William Wallace, el héroe de la Guerra de Independencia de Escocia; sin embargo, esta película está repleta de errores y licencias históricas. El filme se basa en el poema épico “The Actes and Deidis of the Illustre and Vallyeant Campioun Schir William Wallace” escrito por Harry el Ciego en 1470 y posteriormente popularizado con la adaptación del William Hamilton de 1722. La película, dirigida e interpretada por un australiano, rodada en Irlanda (por motivos fiscales) y modelada al gusto yankee, no se ajusta en grandes partes a la realidad de la historia escocesa, pero esta es la versión que, guste o no, va a quedar para la mayoría del público.

Del William Wallace histórico se sabe que nació en un sitio que, aunque no está no está claro debido a un problema ortográfico (Elderslie y Ellerslie, los dos candidatos, se escribían de la misma manera en época medieval), se encontraba en la costa suroeste de Escocia, por tanto no era un Highlander, sino un habitante de las tierras bajas o Lowlander. Y era hijo de un noble terrateniente, por lo que no era un campesino como vemos en la película. Al no ser el hijo mayor, no tenía derecho a heredar las tierras de su padre, por lo que enfocó su carrera hacia la iglesia. Es por ello que acudió a la escuela de su tío (eclesiástico) cerca de Stirling, y allí aprendió francés y latín, idiomas que habla en Braveheart. Después de su vuelta a su aldea (en la película nos dicen que  estaba en Roma), contrae matrimonio con Marian Braidfoot (rebautizada como Munro en el film), que nunca fue asesinada por el Sheriff inglés, ni la boda fue en secreto, ni tampoco existía el derecho de pernada, pero vemos cómo en “Braveheart” es uno de los hechos fundamentales que motivó la rebelión. Marian murió mucho antes de que William empezara la lucha. Otro error de la película es olvidarse de Andrew Moray, otro héroe que luchó junto a Wallace desde el principio, muerto en la Batalla de Stirling contra los ingleses, en 1297.

También se sabe que tras regresar de Francia, Wallace fue capturado y descuartizado, final del William Wallace histórico y también de la película. Y aquí, cuando termina la película, comienza la leyenda del verdadero Braveheart: Robert Bruce; cuya figura fue paradójicamente enturbiada, vendido como un traidor en este film.

¿Dónde se originó la leyenda de Braveheart?: Después de una guerra de guerrillas contra los ingleses, y tras haberse coronado rey de Escocia como Roberto I, Robert Bruce lideró a los escoceses para derrotar al rey inglés Eduardo II en la batalla de Bannockburn (1314). La victoria escocesa fue completa y, aunque el pleno reconocimiento de la independencia de Escocia no se logró hasta 1328, con la firma del Tratado de Edimburgo-Northampton, la posición de Robert Bruce como rey se había reforzado. Poco tiempo pudo disfrutar de esta victoria, un año más tarde fallecía; en su lecho de muerte, no se sabe si como penitencia por todos sus pecados o por no haber podido cumplir su deseo de luchar en una cruzada, Robert Bruce obligó a jurar a Sir James Douglas que en el momento en el que muriese arrancase su corazón y lo llevase a Tierra Santa, mientras el cadáver de Robert era enterrado en la abadía de Dunfermline, Douglas, junto a otros caballeros, partía a Tierra Santa, con el corazón de Robert metido en un recipiente de plomo y atado a una cadena. Pero sólo pudieron llegar hasta la Península Ibérica, donde participaron en la Cruzada de Teba; la superioridad de los musulmanes y el desconocimiento de sus tácticas de ataque sorprendieron a los escoceses. En un momento de la batalla, Douglas se vio rodeado por enemigos y, ante su inminente muerte, cogió la cadena que sujetaba el recipiente con el corazón y lo lanzó al grito de: “¡Adelante braveheart (corazón valiente), yo te seguiré o moriré!”, el cuerpo de Douglas y el corazón de Robert fueron repatriados a Escocia para ser enterrados. El corazón de Robert Bruce fue enterrado en la abadía de Melrose.

En 1818, el cuerpo de Robert fue exhumado y se descubrió que tenía las costillas serradas, y en 1921, durante las excavaciones en la abadía de Melrose, se encontró un recipiente de plomo de forma cónica, pero éste se volvió a enterrar, sin embargo se volvió a desenterrar en 1996, no obstante la Historic Scotland dijo que “era difícil determinar si era o no el corazón de Robert Bruce”.