Anticapitalismo Antifascismo Cultura

¿por qué la URSS firmó el Pacto de no agresión con Alemania?

Niccoló Machiavelli (Nicolás Maquiavelo para los amigos), uno de los filósofos políticos más importantes que ha habido, el hombre que nos enseñó en su obra “El Príncipe” lo que hoy en día llamamos realpolitik, nos inculcó que en política muchas veces se deben realizar acciones que asquean nuestro sentido común, con tal de defender la sociedad que se haya creado amparada por el estado, una línea política popularmente resumida en “el fin justifica los medios” (aunque Macchiavelli nunca pronunció esta cita). Esta línea fue llevada al dedillo por el gobierno del PCUS durante la época por algunos conocida como “stalinismo“, tal vez el gobierno más polémico de la historia, realizando incontables actos moralmente cuestionables para defender la revolución, condenables para algunos, defendibles para otros.

Uno de estos actos fue el Pacto de no-agresión Ribbentrop-Molotov que firmó con la Alemania Nazi, personalmente no me atrevo a juzgar si estuvo justificado o no, sin embargo en este artículo trataré de explicar las razones (que no defender) que llevaron a la URSS a firmar.

1938, la Alemania Nazi se había anexionado recientemente Austria y los Sudetes, siguiendo su ideología expansionista pangermánica del “Espacio Vital”, un expansionismo que empezaba a preocupar a la URSS, a Gran Bretaña y a Francia. Por eso los gobiernos británico y francés se reunieron con los gobiernos alemán e italiano en München, el 30 de septiembre de 1938, pactando que Alemania se anexionase Checoslovaquia, a cambio de no tocar Polonia, su siguiente objetivo, una negociación en la que fue excluido el gobierno soviético. Lo cuál se tomaron como un acto de hostilidad, más aún después de que Gran Bretaña y Francia hubiesen rechazado previamente una propuesta de alianza antifascista que presentó la URSS, dando por seguro que este acuerdo era un adelanto de una futura alianza germano-italo-franco-británica para destruir la URSS y su revolución. Personalmente creo que lo que pretendían era dejar “con el culo al aire” a la URSS y que los fascistas y los comunistas de destruyesen mutuamente, pero esto ya es jugar a las especulaciones y la pseudo-historia.

Para más INRI, la URSS en aquél momento estaba en plena guerra fronteriza con el Imperio Japonés, inmerso en pleno proyecto expansionista, habiendo conquistado ya Corea y China, y con sus tropas apostadas en las fronteras de Siberia y Mongolia (aliada de la URSS), y también con los regímenes filo-nazis de Finlandia, Lituania, Letonia y Estonia, estando las mejores unidades del Ejército Rojo apostadas en todas esas fronteras, lo que significa que Alemania invadía irían a defenderse con unidades “de segunda”. Alemania por su parte necesitaba una forma de protegerse el flanco oriental, ya que bajo ningún concepto pretendían cumplir el Acuerdo de Múnich e iban a anexionarse Polonia, bajo la vaga esperanza de lograr que mantener la paz con Gran Bretaña.

Finalmente, para bien o para mal, el 23 de agosto de 1939, la Unión Soviética y la Alemania Nazi firmaron el pacto de no-agresión, llamado Pacto Ribbentrop-Molotov, en honor a los Ministros de Exteriores de ambos países. Alemania podría anexionarse Polonia, a cambio de que retirase su apoyo a Japón, Finlandia y los Países Bálticos, y de que la URSS recuperase la parte oriental del Estado polaco, territorios históricamente bielorrusos, ucranianos y lituanos, arrebatados en la Guerra Polaco-Soviética de 1919. Este pacto pilló totalmente por sorpresa a los gobiernos británico y francés, quienes le acabaron declarando la guerra a Alemania, después de que ésta invadiese Polonia el 1 de septiembre; la URSS fue, objetivamente, más inteligente en ese aspecto, esperando más de dos semanas para recuperar los territorios arrebatados por Polonia, aguardando a que británicos y franceses ya le hubiesen declarado la guerra a los alemanes y estuviesen demasiado ocupados como para preocuparse por la URSS. Esta estrategia también le permitió a la URSS derrotar a los japoneses (para quienes el Pacto fue una varapalo) en Mongolia, obligándoles a firmar otro pacto de no-agresión (el cuál sería decisivo para poder abandonar el Frente Oriental cuando Alemania rompió el Pacto e invadió la URSS); le permitió derrotar a los Países Bálticos, re-anexionándolos a la URSS (siendo recibido el Ejército Rojo con aplausos y sollozos de amargura a partes iguales); y también le permitió derrotar a Finlandia en la Guerra de Invierno; además dio tiempo a la URSS para prepararse ante la futura invasión nazi, siendo previsible que romperían el Pacto, aunque la invasión les pilló desprevenidos, supieron recomponerse y por fin derrotar al fascismo, posiblemente sin ese margen de tiempo los nazis habrían conquistado Moscú.

Como ya he dicho, personalmente no me atrevo a juzgar si esta jugada es o no justificable, que sean los propios lectores quienes juzguen.