Artículos de opinión Feminismo

La mujer y el motor

Históricamente los deportes de motor han estado hipermasculizados, donde la presencia masculina era incuestionable, y aunque en la mayoría de deportes son mixtos, en muchos la presencia masculina ocupa todo el circuito relevando la presencia femenina a una posición secundaria donde normalmente son sexualizadas y sus cuerpos son objetivizados para la promoción de equipos, pilotos o circuitos.

Primero hablaremos de la Formula 1, el deporte de motor junto al motociclismo, mas seguido en el estado español, donde solo 5 mujeres han tenido la oportunidad de disputar un Gran Premio, entre ellas solo dos lograron disputar la carrera, y solo una de ellas logró obtener puntos en las carreras que disputó, curiosamente en un Gran Premio de España en 1975. En el estado español hemos tenido dos candidatas a ocupar un asiento en un monoplaza, la primera fue Maria de Villota, hija de un piloto de Formula 1, que estuvo cerca de poder disputar un Gran Premio en Valencia en 2012, pero al final no pudo tener esa oportunidad, semanas después tuvo un accidente al volante de un coche en un circuito de pruebas y perdió su ojo y su oportunidad de disputar alguna vez una carrera, finalmente falleció en 2013 a causa del accidente antes mencionado. La otra mujer es Carmen Jordá, quien pese a tener un rendimiento menor a Maria de Villota, logró también un puesto como piloto de pruebas en 2015 y que hoy en día aun mantiene.

Ahora hablaremos de la IndyCar, un deporte donde la mujer ha logrado un cierto protagonismo, la mujer piloto a destacar en esta modalidad es Danica Patrick, que en 2009 obtuvo un quinto puesto en la clasificación global y ademas, ganó un Gran Premio en Japón, otra piloto es Simona de Silvestro, que también obtuvo resultados significantes en 2013, también tenemos a Pippa Mann y a Katherine Legge, que también compitieron en esta modalidad recientemente.

Y finalmente hablaremos del motociclismo, solo una mujer ha logrado competir en la categoría principal de motociclismo, Gina Bovaird, en 1982.  Katja Poensgen logró competir en la segunda categoría en 2001, obteniendo algunos puntos. En el estado español, tenemos a Ana Carrasco, que debutó en 2013 siendo además la piloto mas joven en debutar con solo 16 años.

Pese a que estos deportes han estado muy masculinizados, las mujeres están logrando abrirse paso en algunas modalidades, en otras, su posición sigue siendo muy reducida, mayoritariamente a ejercer de azafatas en un circuito, a sonreír a las cámaras y a sujetar el numero que representa a un piloto.

Rubenish
Amante de la Historia y de la filosofía. En ocasiones veo muertos, sobre todo en libros.