Internacional LGTBI-GSD

La homofobia se cobra una nueva víctima: un refugiado sirio es decapitado

Mohamed Wisad Sankari fue asesinado hace una semana, antes sufrió una brutal paliza. El joven homosexual era un refugiado sirio que vivía en Turquía. Sus amigos no pudieron denunciar la desaparición, ya que como declara uno de ellos ni ACNUR se hace cargo de estos casos quedando así la comunidad LGTB+ refugiada aún más desprotegida. Asimismo, hace un año el gobierno turco prohibió el orgullo, lo que implica que el Estado no atienda a los delitos de odio sobre homosexuales.

Los amigos del joven aseveran que había recibido amenazas de muerte y sufrido un anterior secuestro en el que recibió una brutal paliza pero de la que consiguió escapar tirándose a la carretera. A su vez, tanto él como su amigo ya se han tenido que cambiar de residencia por las miradas y las amenazas de sus vecinos. Todo ello culmina con el joven Wisad decapitado y sin capacidad de hacer justicia, pues tanto el gobierno como las ONG’s no muestran interés ni en proteger a las víctimas ni esclarecer los hechos.