Latinoamérica Reseñas

La Argentina post-Kirchnerismo – 3ra Parte

Para cualquier análisis político sobre la peculiar realidad latinoamericana, en cualquiera de sus múltiples naciones, es imprescindible que se analice de forma exhaustiva el rol del contexto internacional, los vaivenes de los intereses del imperialismo en la región y los medios de comunicación.

En estos últimos turbulentos meses, sud-america se ve sacudida por repentinos e inclusos inesperados cambios de rumbo sobre sus políticas y sobre las riendas de los distintos Estados. Los clásicos países que encabezaban el llamado “Socialismo del Siglo XXI” por sus políticas progresistas (Venezuela, Bolivia, Ecuador) y sus respectivos aliados regionales, que los seguían con políticas similares (Argentina, Uruguay, Brasil), que durante un importante tiempo fueron la punta de lanza de la izquierda latinoamericana y que lograron importantes logros y mejoras en la calidad de vida para los pueblos de sus países, hoy se ven asediados y tras múltiples derrotas electorales (La pérdida del referéndum Boliviano para la re-elección de Evo Morales en 2015, la tremenda derrota en las elecciones legislativas en Venezuela, el impeachment que destituyo a Dilma Rouseff en Brasil, y la mismísima victoria de Cambiemos en Argentina), deja ver el resurgimiento de la derecha, que atrincherada en sus bastiones clásicos regionales (Perú, Colombia, Chile) hoy se lanza al ataque en todos los países progresistas en América Latina.

Todas estas derrotas y el comienzo de una nueva etapa neo-liberal y reaccionaria en la región no son para nada casual. El peculiar estado de los medio masivos de comunicación, organizados en verdaderos mega-monopolios y representando de forma casi intachable los intereses de las oligarquías terratenientes conservadoras y los intereses imperialistas (esto, lejos de ser una exageración, es una cruda realidad palpable en cuestiones como el caso de los fondos buitres, la tenencia de Malvinas, etc) es una de las principales causas del repentino viraje ideológico.

En el caso de Argentina, tras unos últimos años de tropiezos progresistas, como vimos en las partes anteriores, la victoria de Mauricio Macri y su proyecto reaccionario se corono como una de las primeras victorias de la derecha en esta nueva corriente regional, respondiendo a los intereses antes mencionados, y cuya orientación se puede ver al releer la política exterior macrista. Ejemplos claros abundan, como el repentino aumento de la deuda externa (recordemos que la quita de esta era un eje del Kirchnerismo) que fue de la mano con un realineamiento con el Fondo Monetario Internacional y el Banco mundial, la búsqueda del staff político de Macri por entrar al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (el contra peso al MERCUSUR y UNASUR que es encabezado por EE.UU), la reciente visita de representantes de estos intereses extranjeros, como Obama, en una fecha tan importante como el aniversario del golpe de Estado el 24 de Marzo, el presidente de Francia Hollande, o incluso el apoyo que Macri le ofreció al candidato Mariano Rajoy luego de las elecciones Españolas.

Respecto a los medios de comunicación, los problemas son claros y muestran el estado del conflicto de intereses entre el gobierno anterior y los intereses de estos primeros. En la lucha contra los monopolios mediáticos, el Kirchnerismo logro grandes avances con la creación de AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual), una entidad, que amparada con la 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, más conocida como “Ley de Medios”, permite minimizar el impacto de los monopolios en la mayoría de canales comunicativas, y que el principal monopolio argentino, Clarín, combatió con todos sus recursos. Casi en una lucha abierta, Clarín contra el gobierno nacional pelearon medio por medio para la tenencia de estos, lo que llevo a sumar una más de las razones por las  cuales el monopolio combatió contra el ex gobierno. Tras esto, es más fácil de comprender porque Macri tuvo una reunión con Magnetto previa a las elecciones en el Encuentro de Medios y Comunicación en Buenos Aires, y él porque del apoyo sistemático del medio hacia Cambiemos, apoyo que perdura hasta hoy. Estas no son conjeturas conspiranoicas, ya que una de las primeras medidas del gobierno macrista fue el intento de derogación de la Ley de Medios protagonizada por el diputado radical Oscar Aguad, que continuo pese a las múltiples muestras de rechazo popular y que solo logro ser frenada con la intervención del Senado de la Nación. Asimismo, el nuevo gobierno fue el encargado de dejar de intentar cumplir esta ley (Recordemos, que pese a ser ley constitucional, Clarín se negó a ceder más de los 100 que tenía de forma ilegal) y no exigir más la deuda de más de 150 millones de peso que tiene el mega-diario La Nación, parte del mencionado monopolio, con el Estado Nacional.

A lo largo de estos 3 artículos, analizamos la realidad Argentina luego del Kirchnerismo, mostrando como varios de los problemas actuales no son nuevos, pero si exacerbados por el modelo neoliberal que se trata de imponer en América Latina. Una sola cosa queda clara, y es que este modelo neoliberal, solo trajo más miseria y problemas para las clases populares que tratan de sobrevivir el día a día. En Argentina, los números hablan solos, la pobreza no deja de crecer, mientras que los tarifazos y sobre precios en los insumos básicos abundad cada día más. Este modelo neoliberal, es nuevo, tiene características que la ola de los 90 no tenia, pero aun así, sus resultados son similares. Pues tras todo esto, será responsabilidad de los pueblos de América Latina, decidir cuál será el futuro para toda la región.