Anticapitalismo Antifascismo Internacional Unión Europea

Hungría construirá una nueva valla contra refugiados

  El ultraconservador gobierno húngaro, liderado por Viktor Orban, planifica ya el levantamiento de una segunda valla en la frontera sur para frenar el flujo migratorio de refugiados.

  Orban justificó tal decisión argumentando que “la migración irregular afecta la seguridad nacional húngara y a la de Europa en general” debido a la supuesta relación “entre la misma y el terrorismo.

 Este posicionamiento se inscribe dentro de las decisiones que está tomando el Grupo de Visegrado, que estos días se reúne en Varsovia. En estas reuniones, además de Hungría, también se encuentran los primeros ministros de: República Checa, Es­lo­vaquia y Polonia, además de la canciller alemana Angela Merkel, que visitará la capital polaca en los próximos días.

  Esta edificación se levantará cerca de la ya existente valla, también conocida como Muro de la vergüenza, buscando dificultar aún más el transito de inmigrantes, que en su camino a Alemania deben cruzar buena parte de los balcanes. Zona donde Macedonia, Serbia y Croacia ya han levantado muros similares.

  Pero la política racista de Orban va más allá, y en recientes declaraciones ha asegurado que Hungría reforzará su frontera con 3.000 militares más, lo que hace un total de de 47.000 efectivos movilizados.

  Desde Budapest se niegan a aceptar los cupos de refugiados acordados por la UE y en octubre se realizará un referéndum sobre el tema, aunque FIDESZ-Unión Cívica Húngara (el partido en el gobierno) ya ha comenzado su campaña contra el acuerdo.

Néstor Prieto
Salmantino, políticamente incorrecto.