Anticapitalismo Antifascismo Artículos de opinión Cultura Unión Europea

Una pelota de tenis volando por encima de las rejas

  Sexto día de la Caravana a Grecia. Tras la primera carga policial en el Centro de internamiento de extranjeros de Xánthi, los manifestantes que aún quedan, no más de 150, rompen las alambradas de un pequeño camino que da a la parte trasera del CIE. Una treintena de policías se sitúa delante de los muros; detrás de ellos, los migrantes encarcelados se asoman a las ventanas y gritan. Entre medias, un muro y varias concertinas.

  Los cánticos se entremezclan con la tensión, una densa nube de gas lacrimógeno ensucia aún el aire. De repente, un joven encapuchado sale corriendo del grupo de los manifestantes en dirección a la policía; entre las manos, una pelota de tenis con la frase “Refugees Welcome”. La policía amaga con cargar, pero para entonces la pelota ya vuela por encima de las rejas. Y antes de que caiga en el patio, donde a diario juegan cientos de niños, los manifestantes lo celebran.

  Unos minutos después, un chaval, camisa verde atada a la cabeza, clava a unos pocos metros del muro un cartel que proclama: “Nobody is illegal” (Ninguna persona es ilegal). Los refugiados desde sus ventanas aplauden, los manifestantes gritan, la policía sigue en silencio…

Centro de Internamiento de Extranjeros en Xánthi, 20:30 horas del 20 de julio de 2016.

carga xánthiNobody is illegal2

Fotografía de Guillermo Vicente
Fotografías de Guillermo Vicente

 

Néstor Prieto
Salmantino, políticamente incorrecto.