Artículos de opinión

Pokémon Go: cuando un videojuego echa mano de la realidad

Pokémon, pokémon y más pokémon, Nintendo lo ha vuelto a hacer, más allá de la nostalgia que algunos tenemos hacia el universo Pokémon se puede decir que lo de su juego para smartphones, Pokémon GO ya es en toda regla una revolución para los videojuegos, si tenemos en cuenta que en esta ocasión la realidad es el mapa donde se desarrollan los acontecimientos.

Algo que muchos hemos soñado, participar directamente en la aventura, ser parte de ella, aunque de momento sea poco más que una fase beta, ya que los propios desarrolladores confirman que aún queda mucho por introducir y mejorar. Más allá de todo esto hay un horizonte de posibilidades en cuanto al concepto de juegos que ha existido hasta la fecha, bien es cierto que tenemos antecedentes más modestos como Ingress, un juego basado en el dominio de portales a través del hackeo, pero es ahora cuando se puede esbozar la magnitud de este tipo de plataformas, gracias a la gran afluencia que Nintendo es capaz de lograr.

Viendo los acontecimientos generados en las últimas semanas a raíz de este juego no es de extrañar que algunas personas piensen que esto puede llegar a ser un verdadero problema, ya que como se ha podido ver, algunos de los participantes del juego han empezado a obsesionarse con ello y no han dudado en hacer tonterías por ello. Sin embargo, como con muchas otras cosas, no es necesario alarmarse, pues al final es cuestión de tomárselo con calma y tener autocontrol además de enseñar a quienes pudieran hacer un uso abusivo de ello. Antes que este juego muchos otros han sido virales y siempre hay quien se obsesiona, ninguna novedad en ese sentido, simplemente que en este caso la precaución a la hora de jugar tiene que se mayor por el hecho de que se desarrolla en la realidad.

Dejando eso a un lado, podemos ver algo de lo cual se está hablando mucho en las últimas semanas y que no está siendo mostrado por los medios, y es que gracias a este juego miles de personas han encontrado una motivación para al menos moverse un poco y salir a la calle, incluso tiene un componente terapéutico para muchos, puesto que participando en él se interatúa con otros participantes en persona, de tú a tú y bajo ese pretexto les es mucho más fácil sociabilizar, a diferencia de otros juegos en los que al no ver a los demás es más difícil entablar relaciones satisfactorias y desarrollar las habilidades comunicativas. Es realmente increíble ver que hay gente con dificultades para relacionarse a nivel personal puede llegar a aprender a desenvolverse con algo tan simple como un juego para móvil.

Puede que el hecho de participar en Pokémon GO me haga menos objetivo para hablar sobre él, pero sinceramente, pienso que este juego aporta y aportará, si se sigue desarrollando, muchas cosas buenas y no tantas malas como algunos afirman.