Artículos de opinión Cultura

Literatura y medios de comunicación

Muchas veces nos encontramos en las noticias y en medios digitales a la literatura o a los libros. No obstante, habría que distinguir entre la televisión, el periódico y los medios digitales, puesto que al ser formatos distintos el tratamiento de la literatura difiere en gran medida. Así podemos encontrarnos en el País, Público o el Diario una sección dedicada a la cultura o a la crítica literaria, donde encontraremos a autores como Goytisolo, Muñoz Molina o Marías. En cambio, en la mayoría de telediarios o programas televisivos rara es la vez que aparece una novela o el anuncio de una nueva saga salvo excepciones de Best Sellers, premios importantes como el Cervantes o acontecimientos literarios como la Feria del Libro. Por tanto vemos cómo la pantalla también interfiere en el tratamiento de la literatura en los medios de comunicación, así como el formato y la red de redes. Sin embargo cabría preguntarse sobre qué tipo de literatura se encuentra en este tipo de medios y cómo es representada esta. Así pues encontramos que autores como Rafael Chirbes no consiguieron llegar a los medios hasta casi su muerte en agosto de 2015. De la misma manera que solo llegó a algunos medios más especializados y no tanto a los grandes telediarios. Por ello y como ocurre en Internet la información o las noticias solo se encuentran si el usuario decide buscarlas y no se pierden entre el laberinto de Internet. También habría que destacar que los medios de comunicación intervienen en la forma de entender y comprender el mundo de la mayoría de la sociedad, puesto que la información, verdadera o falsa, nos llega a través de los mismos. Así pues estamos ante una institución capaz de dirigir el conocimiento de la gente y por ende la literatura que se difundirá, será la que seleccionen estos medios, ya sea porque le convenga al sistema político-económico o porque siga la línea ideológica del medio de comunicación. Por tanto cabría preguntarse qué literatura es la que conocemos. Como ya hemos dicho principalmente los Best Sellers y a grandes escritores que puedan resultar polémicos o acordes a los ideales de un determinado medio, así ocurre con escritores como Pérez Reverte. En resumen, habría que diferenciar entre medios de comunicación tradicionales o digitales, puesto que los primeros dedican una o varias columnas a la literatura y a los libros y los segundos que debido al formato y a las dinámicas de la red de redes hay un mayor número de artículos, noticias y espacios dedicados a la literatura y a la cultura. No obstante, y como ocurre en los telediarios y los programas culturales de la televisión, estos están mediados por la ideología o el sistema político y por ende el contenido cultural y literario. Asimismo, el espacio dedicado en la televisión y en la pantalla más importante de nuestra sociedad es casi nulo y solo se muestra aquello que puede ser considerado de “baja cultura”. Por ello la literatura casi no tiene espacio y los debates en torno a ella no se plasman en los grandes medios de comunicación y a su vez esta se ve reducido a pequeños círculos intelectuales. Por tanto, la literatura se disemina y los medios de comunicación solo muestran una pequeña parte que no abarca ni una mínima parte de esta materia.