Artículos de opinión

La España de ABC no es más que un sueño húmedo

Hoy, ABC nos ha presentado su “España real”, la que pide un gobierno estable cuanto antes. Y el revuelo que ha suscitado en las redes sociales ha hecho que “La España” se aúpe hasta los trending topics de la red social del pajarito azul. ¿Por qué? Porque la estadística, como de costumbre, no está del lado de los sueños húmedos de la oligarquía, sino que refutan su ideal de sociedad con una dura y cruda realidad.

CosC8FSUAAUK5kD

Y es que, según un pequeño muestreo de diferentes estudios demográficos de la UE y, concretamente, España, la realidad que nos muestra ABC dista mucho de parecerse a la que se nos presenta en el mosaico de hombres heterosexuales cis y ricos que, viendo el historial de opresiones (algunas buscadas, otras impuestas) que llevan a cabo, son, como poco, sospechosos de no buscar el bien común.

Y es que, según el INE, la población extanjera, pese a haberse visto reducida los últimos años, debido a la crisis económica, sigue suponiendo el 10% de la población total española. Rumanos, marroquíes, británicos, chinos, italianos y ecuatorianos, en este orden, son quienes más residen en nuestro país. ¿Veis alguna de estas nacionalidades representada en la portada? Pues, según las estadísticas, al menos 3 de ellos deberían ser inmigrantes, sin contar los muchos que residen en nuestro país de forma ilegal. Y, obviamente, sin contar a las numerosas personas de color (negras, mulatas, asiáticas, latinas, etc) que residen en nuestro país como segundas o terceras generaciones. Sí, bueno, puede que ABC sea algo racista.

Pero es que, de nuevo girando la vista hacia el INE, el ABC parece ser también clasista. Sí, sí, como os cuento. Sorpresón. Y es que los datos, como dije, son difíciles de discutir: un 28,6% de los españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social. Es decir, 9 de las 32 personalidades que nos muestran deberían pasar apuros para llegar a fin de mes. Los Rosell, Echanove o Enrique Cerezo no tienen mucha pinta de tener dificultades para afrontar esa última semana de cada mes, tan angustiosa para algunos, tan gratificante para otros. Sí, aquí la “España real” de ABC también está trufada de privilegiados. Benditas casualidades.

Pero hay una evidencia aún más palpable, y es que a las mujeres, que representan un poco más de la mitad de la población española (50,9%, datos del INE), no se las puede obviar tan flagrantemente como a los inmigrantes o los pobres. Pero para ABC, me temo, no hay nada imposible: 5 mujeres son las que consiguen colarse en una portada en donde, si la estadística se cumpliera, debería haber 16. La mitad, ABC, no era complicado esta vez.

En tema de orientación sexual, las estadísticas son más difíciles de hallar. Es por ello que hubo que recurrir a un estudio longitudinal que se llevó a cabo en diversos países europeos (España entre ellos, junto a Noruega, Inglaterra, Alemania, Francia, Portugal, Suiza, Italia y Grecia), con un contexto sociocultural similar y en donde, suponemos, los datos pueden ser extrapolables, pese a que datan de 2001. Pues bien, según este estudio, entre 1 y 2 personas deberían ser homosexuales o bisexuales. Si contáramos aquellos con otras orientaciones sexuales, la estadística se escoraría más hacia el 2; pero, como no somos muy exigentes con según qué gente, nos habríamos conformado con una sola persona, ABC. Pero ni eso.

En cuanto a los rangos de edad, también encontramos numerosas sorpresas. Obviando la franja de edad de entre 0 y 14 años, y echando mano a un rango tan generoso como el que comprende entre los 15 y los 54 años, es sencillo calcular, de nuevo, según el INE, que casi 18 personas deberían estar en esa franja de edad. Sin embargo, las cabelleras blancas y grises hablan por sí mismas: hay veces que ni tan siquiera hace falta estadística, basta con saber mirar correctamente.