https://www.google.com.ar/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjDivHHit_NAhWKlJAKHfEFCVQQjRwIBA&url=http%3A%2F%2Fwww.lanacion.com.ar%2F1852928-preparativos&psig=AFQjCNFydJFztUCvieUR2YFc3GkDPq8VaA&ust=1467902898515610
Latinoamérica Reseñas

La Argentina Post-Kirchnerismo – 1ra Parte

Muchas cosas se pueden decir sobre lo que vienen siendo los primeros 7 meses de gobierno del electo presidente Mauricio Macri en Argentina, pero algunos datos concretos ayudan a visualizar mejor el panorama económico, social y mediático que vive el país. Tras lo que fueron las autodenominadas “Elecciones del Cambio” en 2015, se terminaron 12 años ininterrumpidos de gobierno por parte del Partido Justicialista, encabezado por el proyecto del Frente para la Victoria. Con múltiples acusaciones de corrupción, desvío de fondos, e incluso de asesinato (tras lo polémicos sucesos ocurridos tras el suicidio del fiscal Alberto Nisman) el denominado Kirchnerismo se despidió de la rosada con una derrota ajustada, y fue reemplazado el 10 de diciembre con la asunción del nuevo jefe de gobierno Macri, liderando la coalición “Cambiemos” formada por múltiples fuerzas, incluso con la histórica Unión Cívica Radical entre sus filas. Presentándose como un gobierno de “centro” y de cambio, no tardaron en empezar a aplicar nuevas políticas económicas con un fuerte impacto social.

El eje económico del Macrismo, tildado muchas veces de derechista, consto con varias políticas rápidas que sirvieron de “shock” para la antigua estructuración del país. Cuestiones cruciales, tales como la eliminación de las retenciones de en el sector agrario, o el decreto de emergencia energética (válido hasta 2017) fueron tomadas de forma inmediata, y cuyos resultados se denotan a lo largo del desarrollo del año. Cabe recordar, que la economía Argentina siempre se vio sustentada por unas fuertes exportaciones de trigo, ganado vacuno y sobre todo, soja. Esto, sumado a lo que fue el encarnizado combate entre el gobierno nacional contra el sector agrario nucleado en la Sociedad Rural Argentina, en el 2008, permiten contextualizar la importante decisión de eliminar las retenciones (sistema por el cual se crean impuestos a las empresas exportadoras, con el fin de bajar el impacto de la suba de precios del mercado internacional, sobre el mercado interno) y de donde viene esta propuesta, que llego de la mano con la eliminación de retenciones y ablande de restricciones para el sector minero, que ya se estiman en pérdidas de más de 173 millones de dólares por parte del Estado nacional tan solo en el corto plazo. Asimismo, la medida de eliminar el cepo cambiario (restricciones al público en general para la compra de divisas extranjeras, principalmente el dólar, con el fin de eliminar la compra con propósitos especulativos) fue otro punto fuerte que diferencio esta gestión de la anterior, y fue aceptada con aplausos por los concentrados sectores financieros argentinos, ya que permitió un blanqueo masivo de capitales con alta probabilidad de ser ilícitos y llevo a que se decretara la irracional cifra de 5 millones de dólares como máximo para poder ser cambiados por pesos por día para el público en general.

Todos estos lineamientos macro-económicos, son funcionales al esquema neo-liberal propuesto por el Macrismo, y que no tardaron en dar sus “frutos” en la sociedad, con números que ya son alarmantes e indicadores que muestran la situación critica que vive la sociedad argentina en estos momentos, que con el comienzo del segundo semestre del año, parece no tener fin. En la segunda parte de este artículo, analizaremos con más detalle el impacto social de estas medidas, y veremos algunas otras aristas, como la política exterior macrista.