Estado Español Feminismo La Partisana

Torbe, fútbol y prostitutas

El fútbol es un tema que causa miles de disputas y más allá de ellas, es claro que el fútbol comercial, el fútbol que mueve cantidades ingentes de población es una muestra del heteropatriarcado en todo su esplendor. Las gradas le recuerdan a Piqué que “Shakira es de todos” o los aficionados del Betis le recuerdan a su delantero (Rubén Castro) que “no fue (su) culpa, era una puta”. Tampoco olvidemos a Ribéry y Benzema que fueron acusados de tener relaciones sexuales con una prostituta menor de edad aunque salieron absueltos. Once jugadores sudorosos, competitivos, fuertes, con mujeres exuberantes, es decir, la masculinidad más heteronormativa campando a sus anchas por los diferentes estadios de fútbol. Obviamente las mujeres no juegan ni arbitran, ¿para qué? Y los homosexuales son despreciados teniendo que retirarse del arbitraje porque los insultos son insoportables y no se pone medidas en contra de ello. No suficiente con eso, en los últimos días vemos como Muniain y De Gea se ven implicados en el Caso Torbe. Así dice la declaración de la testigo protegida (El Diario):

Declaración de la Testigo protegida

También, El confidencial ha sacado una serie de conversaciones de whatsapp entre De Gea y dicha testigo:

Whatsapp entre la testigo y De Gea (El Confidencial)

Asimismo, como indican algunos diarios puede ser que hubiese un tercer jugador implicado del que no se ha conseguido sonsacar la identidad. De la misma manera existen una serie de tweets polémicos entre Iker Muniain y el productor de porno y proxeneta, Torbe:

No hay que olvidar que el famoso productor porno Torbe sigue entre rejas y sin fianza debido a que se descubrió que junto con otro hombre de un país del Este pudo haber estado implicado en casos de trata y comercio de personas junto a la distribución de material pornográfico en el que aparecían menores de edad. Además de blanqueo de capitales. Ciertamente, Torbe ya había mostrado en las redes sociales comportamientos abiertamente machistas y negacionistas del VIH, junto a su web Puta Locura, que era una muestra del machismo, el falocentrismo y la heteronormatividad.