Anticapitalismo Artículos de opinión Cultura Internacional Movimiento clase obrera

Tiananmen y la habilidad de los medios para dar la vuelta a la tortilla

Han pasado 27 años de las Revueltas de la Plaza de Tiananmen, y de la captura de la famoso foto del “Rebelde Desconocido” parado ante los tanques del gobierno chino. Una imagen y unas protestas que han sido siempre utilizadas como propaganda anticomunista.

Pero, ¿qué ocurrió exactamente en la Plaza de Tiananmen en 1989?

Para entenderlo debemos remontarnos a los años 70, al periodo de la lucha entre la línea dura del PCCh y la línea derechista durante la Revolución Cultural. Una lucha que acabaría ganando la línea derechista, la cual se haría definitivamente con el poder tras la muerte de Mao Zedong en 1976 y el golpe de estado de Deng Xiaoping en 1978, tras la cuál purgaron a los últimos fieles a la línea de Mao, la llamada Banda de los Cuatro.

Comenzó así un periodo de desviación derechista y ultra-burocratización dentro del Partido (cada vez menos) Comunista Chino; en el que aumentó la desigualdad social entre los burócratas del Partido “Comunista” y la clase obrera, en el que se institucionalizó una brutal corrupción, en el que tras 10 años los puestos administrativos iban cambiando en la teoría pero en la práctica los viejos tecnócratas liderados por Deng seguían gobernando el Partido en la sombra, y en la se liberalizaron las condiciones de trabajo y el mercado chino. Se iba implantando así el capitalismo en China, bajo el asesoramiento del economista Milton Firedman, el mismo que asesoró a Pinochet o Videla.

Uno de los mayores críticos con esta transición dentro del PCCh, Hu Yaobang, secretario general de 1982 a 1987, quien murió durante una reunión del Partido el 15 de abril de 1989. Muy querido por el pueblo chino, la gota que colmó el vaso de la harta clase obrera china fue la negación a conceder un funeral de estado a Hu; dos días después comenzaron las protestas en la Plaza de Tiananmen. Estas protestas se fueron extendiendo por toda China, y el día 4 de mayo empezaron a organizarse marchas desde todo el país hacia Beijing para acampar en Tiananmen.

Estas protestas fueron vendidas por los mass media occidentales como unas “pacíficas protestas pro-democráticas” contra el malvado gobierno “””comunista”””. Nada más lejos de la realidad, aunque bien es cierto que dentro de las protestas en Beijing había muchos sectores plagados por disidentes pro-occidentales, también había muchos nostálgicos del verdadero socialismo (los cuáles eran absoluta mayoría en las protestas en los pueblos y las zonas rurales) entre los manifestantes, armados con cócteles molotov y armas blancas, dispuestos a enfrentarse y derrocar al falso gobierno comunista.

Era común ver entre los manifestantes retratos y citas de Mao (https://twitter.com/iCuriosoOficial/status/739489563115192320), gente levantando el puño y empuñando banderas rojas (https://twitter.com/iCuriosoOficial/status/727867920898908160), incluso era común escuchar a manifestantes entonando La Internacional (http://www.dailymotion.com/video/x2v4opv), detalles que los mass media occidentales siempre omitían.

Finalmente, tras más de un mes de protestas y disturbios, éstos fueron definitivamente reprimidos por el Ejército Popular de Liberación el 4 de junio, fecha en la que se tomó la famoso foto. Unos hechos que fueron además tremendamente exagerados por los medios occidentales, con objetivo de criminalizar al máximo el moribundo (más bien muerto) socialismo, en el contexto de una Guerra Fría que estaba llegando a su fin.

También existen ciertos sectores dentro del movimiento comunista internacional (más preocupados por realizar contrapropaganda contra un sector del imperialismo, cayendo en el apoyo hacia el otro sector del imperialismo, que de aplicar el materialismo dialéctico e histórico a sus conocimientos, olvidando que los factores internos de cada país prevalecen sobre los externos en la lucha de clases) que defienden que las protestas fueron un “intento de contrarrevolución” (no sé qué revolución había por entonces en China pero dejemos ese tema) organizado y armado por la CIA, es decir, un Euromaidan, con intención de desestabilizar al gobierno chino.