Estado Español Feminismo LGTBI-GSD

Sigue sin haber representación femenina en los altos cargos gubernamentales

En 1960, Sri Lanka se convirtió en el primer estado del mundo cuyo jefe de gobierno era una mujer, se trataba de Sirimavo Bandaranaike. Por otro lado, en la España de la época, las españolas todavía necesitaban el consentimiento de su marido para disponer plenamente de su propio sueldo. Actualmente, en el mundo solo hay 15 países que tienen a una mujer como jefa de Estado o jefa de Gobierno, sin incluir monarquías hereditarias. Además, algunas de ellas, como la presidenta de Mauricio, ocupan puestos simbólicos. España no es uno de esos países dirigidos por mujeres y tampoco lo será después del 26J. Otro país con presidenta sufrió recientemente un golpe de estado que apartó a Dilma Rousseff del puesto.

Cada vez hay más mujeres con puestos políticos en España, especialmente en los parlamentos regionales, que tienen un 44,5% de diputadas. En los ayuntamientos hay un 35% de concejalas, según los datos del Instituto de la Mujer. Pero, de nuevo, ninguno de los grandes partidos acude a las generales con una candidata.

Las leyes de paridad, llevadas a cabo sobre todo por el PSOE en el año 2006, han tenido su claro efecto en la representación pública femenina, pero no han sido suficientes tanto para alcanzar la igualdad numérica y la representación real. Sino que más bien, los partidos sometidos a esta ley, la han esquivado colocando a mujeres (en muchos casos relacionadas con los propios dirigentes) en los puestos de menor o ninguna importancia, con una función meramente simbólica.

Esperemos que esto cambie, y no solo con medidas artificiales de paridad, sino con una concienciación y educación ciudadana que sea capaz de aceptar como normal y necesario que las mujeres estén representadas también por mujeres.