Internacional Unión Europea

La ONU denuncia violencia sexual, torturas y amenazas a detenidos en Ucrania

La Organización de las Naciones Unidas advierte la falta de «avances hacia una solución» del conflicto armado en Ucrania, así como la ausencia de garantías presente en el Estado, en el informe que próximamente hará público. El secretario general adjunto para los Derechos Humanos, Ivan Šimonovic, señala que las partes del conflicto no muestran apoyo a unos acuerdos de Minsk que resolverían la situación de modo pacífico; las consecuencias de un futuro incierto podrían ser terribles para una «población civil que ya ha sufrido demasiado».

En el marco de la situación en Ucrania, Šimonovic denuncia los episodios documentados de «violencia sexual y amenazas y maltrato a los detenidos», así como la exposición de la población que habita en las zonas de conflicto a «minas y otros explosivos abandonados», causantes de la muerte de muchas personas en estos últimos meses. Anteriormente, en mayo, la ONU ya advertía sospechas acerca de la privación arbitraria de libertad a parte de la ciudadanía por parte del Servicio de Seguridad ucraniano. El Subcomité de la ONU para la Prevención de la Tortura suspendió su visita tras negársele el acceso a las localizaciones acordadas en su última visita al país, en 2011.

Las declaraciones de la Organización de las Naciones Unidas contribuyen a oscurecer la reputación internacional de Ucrania, tras decisiones institucionales como la prohibición de los partidos comunistas, así como los trágicos actos de guerra cometidos por la Guardia Nacional de Ucrania o la aprobación del proyecto de ley marcial, bajo la cual se suspenderían de iure las garantías que no se respetan actualmente. Esto no ha impedido a los Estados Unidos enviar armamento al país en conflicto, ni tampoco a Polonia hacer lo propio, contradiciendo las políticas de defensa y seguridad de la Unión Europea.