Internacional Unión Europea

Idomeni: Policía griega carga contra refugiados con granadas aturdidoras y gases lacrimógenos

El pasado lunes varios voluntarios comunicaron desde Grecia  que, debido a la visita de algunos representantes europeos, se había prohibido que el voluntariado independiente accediera al campamento improvisado de Idomeni (Grecia) en la frontera con Macedonia. Campamento pensado para dos mil personas, ampliado para cuatro mil, y en el que ahora sobreviven en situaciones insalubres más de nueve mil. Así el acceso quedaba restringido a personal médico y distribuciones de comida. Esto extrañaba a algunos escépticos que recordaban que cuando comisiones griegas o celebrities americanas habían visitado el campamento no se habían tomado estas medidas. Coincidiendo con la visita de representantes europeos los solicitantes de asilo en Idomeni han intentando cruzar la frontera. A las siete y media de la tarde aparecía la primera voz de alarma: “Un grupo de refugiados ha intentado mover un vagón de tren contra el bloqueo policial de la frontera, las fuerzas policiales responden con granadas y gas.”

Los propios refugiados admiten que sí, provocaron la situación empujando el vagón hacia posiciones de la policía y lanzaron piedras. Algo que no hace la policía griega, que niega haber lanzado gas lacrimógeno. Es la primera vez que responden así.

Granada aturdidora lanzada por la policía griega
Granada aturdidora lanzada por la policía griega

Según la policía unos 300 refugiados estaban junto a un vagón frente a pelotones de la policía, intentaban cruzar la frontera y empujaron el vagón hacia ellos, quienes “dejaron caer” gases para romper el “equipo de refugiados”. Las toxinas han afectado a niños y familias que, lejos de la frontera, no han participado en la refriega. La policía creyó que la situación volvía a la calma pero los refugiados se reagruparon y continuaron empujando el vagón, esto provocó más gas lacrimógeno acompañado de granadas aturdidoras. Los refugiados se defendieron con piedras y palos, al parecer han ardido varios contenedores. Lo nuevo de esta cuestión es que ha sido la policía griega la que ha atacado, y no la macedona, por lo que se conoce hasta ahora. Hay pocos médicos para asistir a los heridos, las organizaciones están cerradas y algunas tiendas de campaña arden debido a la fusión de los gases con la tela. Han intentado refugiarse en la “Yellow tent”, la tienda donde se encuentran los profesionales médicos.

Médicos atienden a niño afectado por gas
Médicos atienden a niño afectado por gas

A estas horas, las 11 de la noche, han tenido que cerrar la Yellow tent porque no se podía respirar y se ha perdido la conexión con médicos dentro de Idomeni, sus compañeros están preocupados pues continúan las cargas y el fuego. El último testimonio decía que la situación se había calmado pero que no era posible respirar ni dormir, quedaban tres autobuses: dos de la policía y uno militar.

Hoy además han sido deportados cuatro refugiados en avión, su último trayecto de Quíos a Adana (Turquía). Ya se suman a las más de 400 deportaciones por el acuerdo UE-Turquía.