Artículos de opinión Estado Español Feminismo

Hablemos de las amas de casa, Loles

Supongo que la mayoría habrá visto el spot político de Ciudadanos. Desde el púlpito patriarcal, como diría Alicia Murillo, ha quedado recalcado la única España que este partido cree posible: hombre-blanco-cisgénero. Queda bastante claro el nivel de conservadurismo de este partido con Loles, esa mujer trabajadora que tiene que encargarse de su hijo y su marido. Es la única, de las apenas tres mujeres entre una veintena de hombres, que habla y encima la regañan: “no puedes quejarte, que hay gente peor” dicen. En el momento en que aparece la frase: “acomódate en tu posición que puedes estar peor” y amansas cualquier intento de cambio que pueda aliviar la situación de la población has fracasado como político. Pero dejemos a Loles, que bastante tiene con el inútil de su marido que no encuentra la merienda. Centrémonos en el discurso lacrimógeno que habla de los “héroes anónimos”.loles

No es la primera vez que escucho esto, ya han sido varios los partidos políticos que abogan por esta idea con un halo de magia. Los “héroes anónimos” recuerdan a un arquero con caperuza verde o a un señor con capa y calzoncillos por fuera de los leggins. No por llamar héroe al camarero del bar alivias su carga. ¿Pero de verdad queréis hablar de currantes? Hablemos de la persona más trabajadora que conozco: mi madre. Ella existe, tiene nombre y apellidos, no es anónima. ¿La llamas heroína? No, mi madre no busca ser ilustre ni que le reconozcan méritos, no busca hacer algo heroico ni que le dediquen poemas y relatos, no es protagonista de una ficción, no es hija de dioses. Ella no necesita que le llames heroína, no la pongas en un altar de humo. Sí, de humo porque mi madre es una trabajadora invisible: es ama de casa. Hace decenas de cosas al cabo del día sin esperar que se lo agradezcan y lo hace porque cree que es su deber. Fue su decisión, no fue una decisión heroica ni ilustre y sabe que nadie vendrá a su casa al final del día a darle un aplauso. No espera tampoco que vengáis a premiarla, de los políticos ya no espera nada. No la alabes con “heroicismos” para dejarla sin ayudas porque ella no es “madre trabajadora” como las otras madres. La ama de mi casa te aseguro que no tiene corona, es madre, esposa y trabajadora, para ella no existen las horas, no tiene jornada con horario fijo, ni vacaciones ni sueldo, ni fines de semana, paro o jubilación. No contar con este tipo de trabajadoras, dejarlas desamparadas, invisibles y fuera de toda prestación social es la mayor explotación laboral de este país. 

El Instituto Nacional de Estadística llevó a cabo un estudio en el que pretendía cifrar cuál sería la aportación de las amas de casa españolas al PIB nacional en caso de que su trabajo fuera remunerado. Los datos demostraron que hasta un 27% podría corresponder a esta actividad, se calcula además que la gran mayoría de las amas de casa son mujeres.