Estado Español Movimiento clase obrera

“Es una plaza, no es un plató”

“Esta plaza es nuestra, no de laSexta”, o “televisión, manipulación” fueron algunos de los lemas que se oyeron en el 5º aniversario del 15 de mayo el pasado lunes, ante las intervenciones de los invitados al programa El Objetivo, de Ana Pastor. Lejos del “Lo llaman democracia y no lo es” o “no hay pan para tanto chorizo”, la indignación rompió con la ilusión del aniversario. Mientras otros medios cubrirían el evento desde terrazas o a pie de calle, la organización de laSexta colocaría un plató en el kilómetro 0, lo que supuso para muchos una mercantilización del movimiento. Se oyeron abucheos que dificultaron el diálogo en el programa, al que acudían invitados Íñigo Errejón y Ruth Martínez, de Economía del 15-M, entre otros. Los manifestantes allí presentes criticarían la usurpación de un espacio público que significó el emblema de un momento histórico para la ciudadanía, harta de una democracia que dista mucho de ser participativa.

“Es un día difícil porque algunos no quieren que se nos escuche”, manifestó en directo y vía Twitter la presentadora Ana Pastor, consternada ante el boicot a su programa. Haciendo uso abusivo de lo que otros consideran libertad de expresión, la periodista recibiría críticas a favor y en contra de su intervención. El actual director de laSexta notícias César González Antón (@CESAR_G_ANTON) defendería poco después en una discusión en Twitter:

“Hace 5 años laSexta estaba allí. Todos los días. Porque era noticia. Hoy volvemos a estar. ¿Usurpar? @AntonioMaestre #Objetivo15M”

Poco después del programa, la periodista tuitearía en su cuenta @_anapastor_:

“Podíamos habernos quedado en el plató o subir a una terraza donde no se escuchaba a la gente y las críticas. Elegimos abajo. Gracias a todos!”

¿Periodismo legítimo o apropiación de espacios? Se abre el debate en las redes y en la calle donde, en definitiva, surgiría la consigna: “No nos representan”.