Internacional Unión Europea

Rusia devolverá a la ucraniana Savchenko, heroína nacional y teniente encarcelada

La piloto militar ucraniana, Nadezhda Savchenko de 34, fue condenada a 22 años de prisión por el asesinato de dos periodistas rusos de la televisión estatal VGTRK, Igor Kornelyuk y Anton Voloshin, en Lugansk.  Se le acusa de proporcionar las coordenadas para un ataque de mortero y de entrar en territorio ruso haciéndose pasar por refugiada. Ucrania dice que esa acusación es falsa, aseguran que Savchenko fue hecha prisionera por grupos milicianos prorrusos y que la trasladaron a Rusia. Ha sido encarcelada injustamente en un centro de detención al sur de la misma desde 2014, lejos de sus familiares. Inició el 6 de marzo otra huelga de hambre, pero el 5 de abril, cuando se dictaminó la sentencia, se convirtió en “seca”, rechazando bebida.  Demandaba su deportación a Ucrania por palabras de su abogado, Mark Feigin, quien temía por su vida. Feigin está siendo investigado desde principios de abril por tweets “extremistas”. Esta mañana su hermana Vira se trasladaba para visitarla y a estas horas sigue sin poder verla. La madre de ambas, María, pidió a la propia Merkel que liberaran a su hija. El viernes un periódico ruso, RBC, afirmaba que a finales de mayo la ucraniana sería intercambiada por los militares y espías rusos Alexander Alexandrov y Yevgeny Yeroféev, condenados el 18 de abril a 14 años de prisión. Los abogados de ambos no recurrirán la sentencia con la que están en desacuerdo, fallada por la Cancillería rusa. Pero ya nadie se fía del Kremlin ni de Putin, y sólo creerían los rumores cuando vieran a Savchenko libre. Pedro Poroshenko, el presidente ucraniano pro-oeste, confirmaba tras hablar con Putin que la vuelta de la pilota era cuestión de semanas.

La teniente primera mantiene su inocencia pero rechaza apelar contra el veredicto alegando no reconocer la autoridad del sistema legal ruso. La UE y Whashington condenan esta pena y piden su liberación, al igual que diplomáticos de todo el mundo, como Peter Tesch, embajador de Australia. Savchenko se ha convertido en heroína nacional y fue elegida para el parlamento “in absentia”, sin estar presente, en octubre de 2014. Esto otorga a Savchenko inmunidad como representante ucraniana en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE). El Ukraine Today ha confirmado que el caso Savchenko se llevará ante la Corte europea de Derechos Humanos tras las presiones ejercidas desde gobiernos y Amnistía Internacional. Ya en 2015 su abogado Mark Sawyn apelaba a la ONU y al Comité Internacional de la Cruz Roja considerándola prisionera de guerra, así Rusia estaría incumpliendo la Convención de Ginebra, que regula el derecho humanitario internacional. Los abogados han exigido que la aviadora y diputada fuera trasladada a un hospital, pero los servicios penitenciarios rusos mantenían que su salud era buena. El 17 de abril la situación médica de Savchenko era insostenible, su madre y el presidente de Ucrania le pidieron que abandonara la huelga “seca” y esta aceptó.

Para los ucranianos, el caso Savchenko fue un teatro. El juez se negó a admitir argumentos o pruebas de la defensa que establecía la inocencia de Savchenko [quien fue condenada, en esencia, por rumoresEn un giro más absurdo, los medios estatales rusos informaron del veredicto de culpabilidad un día antes de que fuera anunciado en la corte.]

Según el militar estadounidense y periodista freelance Adrian Bonenberger, que estuvo recientemente en Kiev, ejercicios como este hacen de Rusia “un país farsante que no se toma en serio la independencia de Ucrania”. La capital está empapelada con pancartas que exigían la liberación “de su Juana de Arco popular”, como la llama Bonenberger. Incluso para la minoría que prefiere una reconciliación con Rusia a la integración en la UE, el caso Savchenko es primordial.