Artículos de opinión Cultura

El poder de la información y los BIG DATA

Para la mayoría de la gente el uso de servicios en la red se ha convertido en el pan de cada día, necesitamos acceder constantemente a gran cantidad de datos a través de Internet, ya sea para un trabajo o simplemente para compartir con nuestro círculo de amistades nuestros quehaceres. Mientras esto se produce se generan también una serie de datos relacionados con todo lo que hacemos, básicamente todas nuestras acciones quedan reflejadas en los servidores de los servicios a los que accedemos, como por ejemplo Google, Facebook o Twitter.

El hecho es que no somos realmente conscientes de hasta dónde puede llegar la cantidad de información personal que estas páginas web recogen en sus servidores. Pongamos un ejemplo, cuando queremos hacer una búsqueda en Google introducimos lo que queremos ver, entonces, el buscador nos muestra una serie de resultados, pues bien, en función de las cosas que busquemos, encontraremos toda una serie de anuncios asociados a la búsqueda, estos anuncios no solo aparecen en la página de resultados, sino que también será frecuente que los encontremos en páginas que tengan su publicidad asociada con Google Adsense, el servicio de publicidad de este buscador. Así que, si por ejemplo buscamos un smartphone nuevo, podremos comprobar cómo, de repente, aparecen muchos anuncios relacionados con ello en las páginas que visitemos. De tal forma que se puede deducir que se estudia nuestro comportamiento con estos datos y que gracias a ellos se elabora una estrategia comercial.

Existen miles de casos como este, y es que, a diario le ofrecemos a los grandes servidores, los BIG DATA, una cantidad desmesurada de datos que almacenan para después utilizarlos, esta información se emplea para ofertar a cada usuario las cosas relacionadas con lo que busca, para conocer el mercado, los gustos y preferencias de las personas a todos los niveles sociales y así facilitar que llegue hasta ellas todo lo que potencialmente les atrae o les gusta favorenciendo así que crezca el consumo de productos. ¿Entonces estamos sometidos a una manipulación en masa?, podríamos ponernos paranoicos y pensar que existe una gran conspiración a nivel global sustentada por los BIG DATA para manipular a las personas con la información que se les sustrae. Quién sabe hasta dónde llega la mano de ciertas webs a la hora de recopilar datos para darles uso. Lo cierto es que la información es una de las armas más poderosas para manipular a las personas y puede llegar a resultar preocupante que un sitio web llegue a almacenar datos de millones de usuarios y de las acciones que estos desempeñan en sus dominios.