Internacional Unión Europea

Policía macedona entra en suelo griego y ataca a refugiados bloqueados en Idomeni

Médicos Sin Fronteras advirtió a principios de Semana Santa, cuando comenzaron las movilizaciones forzosas, que cuando la ruta de los Balcanes estaba abierta sus equipos vieron muy poca violencia por parte de las autoridades. Y esta seguiría aumentado en tanto que las personas estén más desesperadas. La ONG no se equivocaba, en la frontera entre Macedonia y Grecia siete mil desplazados han sido reprimidos en el día de ayer por las autoridades de ambos países al intentar traspasar el alambrado fronterizo.

La mayoría de “refugiados” vienen de Siria e Irak, y se encuentran bloqueados del lado griego por la política migratoria de Macedonia. Lograron traspasar la valla como otras veces, usando grandes tubos, pero esta vez la policía los atacó con gas lacrimógeno, varas y pelotas de goma. El Gobierno macedonio asegura que no lanzaron tales pelotas, mientras que los médicos aseguran que sí, que incluso han tratado a tres niños menores  de diez años que han sufrido graves daños por estos objetos. El Gobierno de Tsipras ha alertado a la Unión Europea de que el número de inmigrantes aumentará a 70.000 en el próximo mes, y solicita más fondos para emergencia humanitaria. Grecia ya solicitó en septiembre este tipo de ayuda (mantas, chubasqueros, ambulancias, tiendas de campaña), la UE solo ha enviado el 32% de las mantas solicitadas por los estados de tránsito. Grecia pidió 26 ambulancias y 100.000 kits de primera respuesta para enfrentar eficazmente las necesidades sanitarias, le han concedido 2.000 kits y ni una ambulancia. Además, sus centros de acogida se encuentran desbordados mientras voluntarios, ONGs y el pueblo griego hacen lo imposible por ayudar. Se movilizan con los recursos que tiene, el ejército ha levantado 600 tiendas cerca de Idomeni. El canciller griego ha dicho que en Atenas se han escrito las denuncias pertinentes a Macedonia, Grecia ha acusado a su vecina del uso excesivo de violencia después de las escenas el domingo en la frontera. Mientras tanto, dos madres han dado a luz sobre el barrizal de la Unión Europea en Grecia. Macedonia asegura que su policía no ha entrado en suelo griego, ni tampoco los proyectiles, pues la valla está alejada de la frontera.  Por tanto, ¿los “refugiados” ya están en Macedonia? Legalmente no tienen ningún convenio, pero Macedonia responde ante el Parlamento y la Comisión Europea  ya que desde 2004 pretende formar parte de la OTAN y la UE. Aunque sirios, afganos y pakistaníes eligen esta ruta porque comunica con países no incluidos en el Espacio de Schengen.

Antes de Semana Santa el Comisario Europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía estuvo en el campamento de Idomeni, al igual que distintos eurodiputados y celebridades como Angelina Jolie. Fue acompañado por expertos de la Comisión que está apoyando a las autoridades griegas en el terreno, y parecía que su visita iba a cambiar la situación pero sigue igual de estancada. Idomeni simboliza el  fracaso del sistema. Es un campamento pensado para dos mil personas, se amplió para cuatro mil, y en él ahora sobreviven cerca de diez mil quinientas de forma infrahumana y expuestos a todo tipo de enfermedades.

Médicos Sin Fronteras ya ha tenido que asistir a decenas de personas por palizas de la policía militar de Macedonia, que ha gaseado y cargado contra los refugiados. Ha habido desmayos, caos, desesperación. La ONG informó durante Semana Santa que los refugiados habían sido rodeados por la policía, les habían robado sus objetos de valor y les habían golpeado con barras de metal mientras trataban de cruzar la frontera. La frontera está cerrada pero muchos lo siguen intentando.

“Europa tiene un problema de identidad” asegura el portavoz de la Subcomisión de Extranjería de la CGAE “Esta crisis ha demostrado que la Unión Europea no es tan uniforme ni tan unión como se creía, las tensiones nacionalistas y los sentimientos xenófobos y racistas se manifiestan a través de articulaciones electorales o presiones internacionales de los partidos más conservadores.” Concluye además diciendo que: “Alemania, con Merkel en cabeza, tuvo una postura loable diciendo que la UE tiene que cumplir el Convenio Internacional de Extranjería. La esencia de Europa es el Estado de derecho, y acoger inmigrantes no es establecer una política de puertas abiertas sino un derecho que tienen los refugiados.”

Ahora leed un libro de Geografía de la ESO, dice que la UE está formada por países de asilo.  País de asilo: es un lugar al que se puede ir en busca de seguridad. Dar asilo significa ofrecer protección en un país seguro a personas que en el suyo están en peligro.