Internacional LGTBI-GSD

Papa Francisco: ¿Quien soy yo para juzgar a un homosexual?

Hollande cede y retirará al embajador francés para la Santa Sede que hizo pública su homosexualidad.

Hace más de un año el Papa Francisco rechazaba al posible embajador francés Laurent Stefanini al hacerse pública su orientación sexual. Este embajador, católico practicante de origen francés y que estudió en la Escuela Nacional de Administración había sido responsable de asuntos religiosos en el Ministerio de Exteriores francés. A pesar de su trabajo durante estos años y la reunión con el Papa de Roma, su orientación sexual y la aprobación del matrimonio igualitario por el Gobierno de Hollande son una “derrota para la humanidad” según el secretario de Estado vaticano, han hecho que Stefanini sea vetado. Tras 15 meses de batalla el Gobierno francés ha cedido ante la Santa Sede presentando a otro posible embajador y nombrado como delegado francés a Stefanini en la UNESCO.

La experencia del rechazo de un embajador por su orientación sexual ya era conocida en Francia cuando hace 9 años el Papa Benedicto XVI rechazó a Jean-Loup Kuhn-Delforge como embajador para la Santa Sede del Gobierno de Sarkozy. La diferencia entre Stefanini y Jean-Loup es que al segundo le rechazaron por tener una relación estable y aparecía públicamente con su pareja, mientras que Stefanini no tiene ninguna relación conocida.

El Papa moderno

Tras escuchar frases del nuevo Papa como “si una persona es gay, y busca al señor, quien soy yo para juzgarlo” se entendía que este Papa haría que la Iglesia Católico se abriese al colectivo LGTBI y aceptase sus derechos humanos, no obstante por sus actos demuestra lo contrario. Algunas activistas ya presentaron su descontento sobre la elección de Bergoglio como nuevo Pontifice por sus declaraciones como cardenal primero de Argentina, desde donde afirmó que el matrimonio igualitario es una obra del diablo o como hace poco más de un año comparaba a las personas no cisgénero y la “teoría de género” con las armas nucleas