Medio ambiente

Leo DiCaprio se moja en los Oscars

Ya lo hizo en septiembre del año 2014 en la sede de las Naciones Unidas y lo volvió hacer esta madrugada al recoger esa máxima distinción de la Academia del Cine estadounidense que tanto se le había resistido. Además, al obtener el Globo de Oro el pasado mes de enero, reivindicó a las comunidades indígenas americanas, asediadas por los “intereses de las corporaciones y de la gente que quiso explotarlas (sus tierras)”.

De esta forma, Leo se encuadra dentro de los actores norteamericanos de primer nivel que, en los últimos años, se han mojado por diferentes causas. Desde George Clooney y sus reivindicaciones humanitarias, hasta Emma Watson y aquel famoso discurso en el que se sentía orgullosa de ser feminista, pasando por actores y directores negros tales como Spike Lee o Jada Pinkett Smith, que no acudieron a esta misma gala de los Oscar por la segregación racial que, denuncian, plagó las nominaciones.

DiCaprio, de este modo ha vuelto a poner el cambio climático en el centro del discurso mundial, aunque fuera al menos por un día, como hizo el vicepresidente demócrata de los EEUU Al Gore años atrás con un documental acerca de este mismo problema.

“El cambio climático es real, está sucediendo ahora. Es la amenaza más urgente que enfrentan nuestras especies, necesitamos trabajar unidos y no dejar más las cosas para luego”, reivindicó el actor.

Como decimos, no es esta la primera vez que trata de concienciar a una sociedad como la estadounidenses, llena de escepticismo acerca de la veracidad del cambio climático, pues ha colaborado en documentales tales como La Hora 11, Cowspiracy o Virunga.

En esta alerta acerca del inminente peligro que corre el planeta y que ha sido denunciado por multitud de organizaciones ecologistas, el californiano ha apelado a hacer un esfuerzo “por los hijos de nuestros hijos, y por todas aquellas personas cuyas voces han sido silenciadas por la política de la avaricia” y al carácter de El Renacido -película por la que ha sido galardonado con la ansiada estatuilla- como una relación entre hombre y naturaleza, para la cual tuvieron que ir hasta el extremo sur del planeta con el objetivo de encontrar nieve.

¿Un pequeño paso para Leo pero un gran salto para la humanidad? Aún nos queda tiempo para conocer la respuesta a esta pregunta. Lo que es incuestionable es que la Tierra agradece de apoyos tan poderosos como el del mejor actor del año 2015.