Estado Español LGTBI-GSD

Homofobia y violencia en una discoteca de Sevilla

Un grupo de amigos salió de fiesta al local Antique Theatro de Sevilla y la noche se convirtió en una noche de insultos, amenazas y vejaciones por parte del local.

Lo que empezó como una noche normal de fiesta se convirtió en una pesadilla para un joven de 24 años, que sufrió agresiones por parte de trabajadores de la discoteca sevillana Antique Theatro. Los hechos ocurrieron después de que unos desconocidos saliesen por la puerta de emergencia de la discoteca y dejandola abierta. Al descubrirse la puerta de emegencia abierta, el personal de seguirdad expulsó a dos personas que se encontraban cerca de la puerta de emergencia, estos formaban parte del grupo de amigos que salió a celebrar un cumpleaños junto al joven que sería agredido. Al ser expulsados, un amigo del grupo, que quiere mantener el anonimato, salió a darles las llaves del piso para que pudiesen volver a casa pero al intentar volver a entrar al local, el personal de seguridad se lo impidió y empezó a insultarle con palabras como “maricón de mierda” y asegurando que le iba a dejar la boca a puñetazos igual que si se hubiese hartado a “comer pollas”.

Tras el apoyo a los trabajadores de seguridad por parte de trabajadores del local, insultos y burlas continuaron hacia Juan, el chico agredido y sus dos acompañantes. Ante los hechos varias decenas de hojas de reclamación se pidieron al local para denunciar lo relatado mientras los primeros llamaban a la Policía Local para denunciar a la discoteca. El cuerpo de policía de Sevilla, según afirman los denunciantes, creyeron más la palabra de los trabajadores del local que a ellos y afirman que la denuncia está en un proceso burocrático lento.

Con el apoyo de la Fundación Triángulo se plantean la idea de poner una denuncia por lo penal al local en cuestión por delitos de odio movidos por motivos de orientación sexual. Esta es la tercera agresión por LGTBIfobia que se sucede en la comunidad andaluza en la última semana, sumando más de veinte agresiones contra el colectivo LGTBI en lo que va de año en todo el territorio español.