Estado Español Medio ambiente

España incrementa sus emisiones de CO2 un 4%

Según el Observatorio de Sostenibilidad español, en 2015 nuestro país, lejos de mejorar el índice de contaminación y reducirlo, aumentó las emisiones de gases de efecto invernadero en un 4%, fruto de la vuelta al uso del carbón en numerosas factorías del Estado. De hecho, acorde con los datos de Red Eléctrica de España, el consumo de esta materia prima ascendió un 23,4%. Cabe destacar que la mayoría de este carbón no es extraído en minas nacionales, sino que es importado de países sudamericanos y asiáticos que lo venden a un precio más barato (recordemos que esta es una de las reivindicaciones que llevaron a la huelga a los mineros de la cuenca asturiana en 2012). Con el coletazo brutal de la crisis que tuvo lugar en 2013, las emisiones contaminantes a la atmósfera han subido cerca de un 8% en un período de dos años y medio. Una de las razones por las que esta cifra ha ascendido es por la reticencia del Gobierno central a ofrecer primas y beneficios fiscales a aquellas empresas que incorporen medios de producción y materiales más eficientes y ecológicos. Por si no fuera bastante, la falta de inversión en Investigación y Desarrollo dificultan la tarea de reducción de la contaminación, que había bajado desde 2007 hasta 2012.

España es el estado miembro de la Unión Europea que menos ha logrado bajar las emisiones contaminantes. Si en Europa la media de disminución del CO2 desde 1990 es de un 24,4%, en España ha aumentado en casi un 20%. José Santamarta, de la Agencia Europea de Medioambiente, declara que “el gobierno del Partido Popular ha sido el más nefasto para la mitigación del cambio climático; este repunte se debe a la dejadez absoluta de las administraciones“. Aún así, el estudio deja ver como las pequeñas y medianas empresas son las más eficientes del mercado pues necesitan hacer valer su producto en el extranjero y la Unión Europea ofrece certificados de calidad que son tomados en cuenta en los mercados internacionales. Sin embargo, Gas Natural e Hidrocantábrico acumulan el 40% de las emisiones contaminantes totales del país. También se hace hincapié en la necesidad de renovar el parque automovilístico del transporte público, que sostiene el 24% del cómputo del estudio. Por otro lado, hay ciudades que logran un aprobado en cuestiones medioambientales, como Valencia, Barcelona o Pontevedra, debido a la implantación de sistemas más eficaces de ahorro energético en edificios de la Administración y por la promoción del transporte sostenible.