Antiespecismo Medio ambiente

Maltrato animal, tarea pendiente

La protección de los animales en España ha mejorado de forma notable, añadiendo duras penas para lxs maltratadores y hasta con la posibilidad de encarcelamiento, algo, hasta ahora, insólito en nuestro país. Sin embargo, el sistema carece de una ley contra el maltrato clara y homogénea, imponiendo diferentes castigos según la región.

Curiosamente, existen diecisiete maneras de legislar este acto, una por cada comunidad autónoma, haciendo así que en este panorama incoherente, lo que en Madrid o Valencia es legal, esté penado en Barcelona. Precisamente Cataluña es la comunidad más adelantada en este tema, prohibiendo entre otras cosas la mutilación de orejas o rabo en cualquier raza de can o el sacrificio de animales en refugios o albergues.

Asimismo, Madrid es una de las comunidades más obsoletas, con una ley que no varía desde el 1990. Tuvo un intento de cambio en el año 2011, denegado por la entonces presidenta Esperanza Aguirre por su “falta de consenso”. Esta nueva ley traía puntos tan llamativos como la prohibición de alimentar animales callejeros.

Desde el 2010, la ley que condena el maltrato en toda España hace más fácil encarcelar a lxs maltratadores, y de hecho, hace unas semanas se hacía público que los actos violentos contra los animales serán castigados con penas de hasta cinco años, lo cual es un gran avance. Aunque todavía está por ver si las corridas de toros entran dentro de esta nueva ley.