Estado Español

Las polémicas de la cabalgata de reyes de Madrid

Hoy se celebra, como cada 5 de enero, la tradicional cabalgata de reyes. Este año, sin embargo, no ha estado exenta de polémica, cubierta no sólo por la clásicamente considerada derecha y extrema derecha mediática, sino por otros medios más populares, que se han unido al festín.

Así, Alfonso Rojo se despachaba en su periódico ─que hoy viene adornado en portada con titulares como «Un vídeo deja con el culo al aire a los listos podemitas» o «Jódete, Oriol»─, escribiendo en letras grandes un «Las reinas magas parecen las prostitutas de un western». Tras una avalancha de quejas en las redes sociales y en algunos medios de comunicación, el tertuliano ha preferido mostrar su pretendido insulto en el subtítulo del artículo, y cambiar el título principal por un todavía sonado «Las cabalgatas ridículas de los podemitas».

Por su parte, el programa Espejo Público ha dedicado alrededor de 20 minutos a comentar la situación del dueño de las ocas que este año no van a desfilar en la capital, porque se considera que «sufren estrés por la multitud de gente», según le argumentaron al mismo propietario. En el mismo programa, el día anterior ─y no sería la primera vez─, se le permitiría a Inés Arrimadas mentir despreocupadamente acerca de los presupuestos del ayuntamiento de Madrid.

Libertad Digital, por otro lado, se hacía también eco de la supuesta polémica de las Reinas Magas, reproduciendo los comentarios de Aguirre, que señala que ella es «partidaria de la paridad, pero no de las paridas», o que «quieren acabar con las tradiciones cristianas».

Pero una de las críticas más vistas estos días ha sido sin duda la negativa a participar en la cabalgata a un colegio católico concertado. Poco después de llegar la noticia a las páginas de La Razón, el ayuntamiento ha dispuesto un comunicado en el que explica que la Junta encargada de la organización no permitiría «la participación de ninguna entidad que fomentara algún tipo de discriminación por cuestión de raza, sexo, ideología, religión, etc. Estos criterios fueron aprobados de forma unánime por parte de todas las asociaciones presentes y de los responsables de los cuatro partidos políticos municipales».

Como vemos, pues, no son pocas las polémicas que se han querido ver, para un solo día. Sobre todo teniendo en cuenta que nunca se ha destacado tanto la gestión de un ayuntamiento como hasta la llegada de Carmena a la alcaldía de Madrid.