Internacional LGTBI-GSD Unión Europea

El Partido Comunista de Rusia propone que “salir del armario” sea castigado por ley

Esta próxima semana, la Duma debatirá sobre si hacer pública la homosexualidad, la intersexualidad, la bisexualidad o cualquier otro tipo de orientación sexual que no sea la heterosexualidad, debe ser castigada y penada por ley o no. De sobra es conocida la homofobia generalizada de Rusia pero, hasta ahora, esta cuestión no había pasado a ser objeto de debate para legislar. El Partido Comunista de Rusia (que recoge algunas de las tesis del extinto Partido Comunista de la Unión Soviética) ha presentado una moción para multar a toda aquella persona que haga pública su condición de homosexual. Concretamente, podrían ser multadas estas personas con 58 euros diarios, penas de prisión de hasta 6 meses u orden de alejamiento de centros escolares y culturales. Uno de los responsables de esta proposición es el diputado comunista en la Duma, Ivan Nikitchuk, que declaró que los gays son “personas enfermas y que se trata de una conspiración de Occidente para debilitar las mentes de los jóvenes rusos“.

Al parecer, en la Cámara no hay ninguna voz discrepante. Incluso los grupos que hasta ahora se habían mostrado reticentes a hablar del tema, como Rusia Justa (de Nikolái Lévichev y de tendencia progresista en la teoría) o Causa de la Derecha, que no consiguió ningún escaño en las últimas elecciones pero sí que tiene fuerza en el ámbito local, se han mostrado claramente a favor de la proposición. Según Human Rights Watch, desde 2013 han aumentado las agresiones de grupos de extrema derecha a homosexuales y transexuales y han puesto un nombre: el Partido Liberal-Demócrata de Rusia, de extrema derecha y que tiene una de las organizaciones juveniles de tendencia fascista más importantes de Europa. Sin embargo, hay voces discrepantes en el país: el colectivo de profesores es un claro ejemplo. Denuncian el desconocimiento de las autoridades rusas sobre el colectivo gay y hacen un llamamiento a la comunidad internacional para parar, lo que ellos llaman, la caza al gay y a la lesbiana.