Estado Español

El Consell valenciano deroga la Ley de Señas de Identidad

Esta ley que ya creó controversia tras su aprobación en abril del año pasado ha sido derogada hoy con los votos a favor de casi toda la cámara.

La Ley de Protección y Promoción de las Señas de Identidad del Pueblo Valenciano ha sido derogada esta mañana en el Pleno de Les Corts con el voto del PSPV-PSOE, Compromís, Ciudadanos y Podemos ante el voto en contra del Partido Popular que la aprobaría en la anterior legislatura. El hecho de que esta ley haya sido derogada, del lo que ya avisaron el resto de fuerzas políticas durante campaña, ha puesto en pie a los diputados populares que han sacado una Senyera coronada en muestra de repulsa a la derogación de la ley. Al mismo tiempo en redes sociales se tildaba de catalanista a quienes votaron a favor de derogar la ley en cuestión.

A la hora de defender el porqué de su voto a favor Toni Subiela afirmaba: “Tenemos que impulsar las tradiciones, no manipularlas. Las tradiciones ni se prohiben, ni se imponen“; por parte del Grupo Podem-Podemos País Valencià el diputado Antonio Estany defiende ante el Partido Popular que nuestra Valencia, la de Orihuela hasta Vinarós, es la de la gente digna y trabajadora (Nuestra València, la de Oriola fins a Vinaròs, es la de la gente digna y trabajadora). Finalmente Jorge Bellver, presidente del Grupo Parlamentario Popular, ha concluido diciendo que el tripartito (PSPV, Compromís y Podem) cree en la unidad de la lengua y en los Paises Catalanes.

Ley con controversia

Esta ley que se aprobaría durante el mandato de Alberto Fabra tenía diferentes artículos que levantarían ampollas en parte de la población valenciana. Animalistas y partidarios de la laicidad de las instituciones rechazaban que esta ley quisiera reivindicar los bous al carrer y toda festividad religiosa como fiesta oficial aunque esta tuviese relación con la cultura valenciana. En el apartado lingüístico y educativo se le ceden competencias y capacidad docente a la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV) y la Asociación Cultural Lo Rat Penat, ambas partidarias del secesionismo lingüístico y la diferenciación del valenciano como lengua completamente diferente al catalán, ambas vinculadas en repetidas ocasiones con la extrema derecha. Además entran al denominado Observatorio de Señas de Identidad del Pueblo Valenciano, mientras que se deja fuera a la Academia Valenciana de la Lengua (AVL) la cual el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana como institución normativa del idioma valenciano, al contrario que las anteriores esta es partidaria de la unidad de la lengua.