Estado Español

El Banco Popular planea vender 8M en activos inmobiliarios

EL Banco Popular planea, en el ejercicio de 2016, vender ocho millones de euros en activos inmobiliarios, y reducir así en alrededor de un 30% el balance inmobiliario del Banco, según ha informado Reuters. La venta «a uno o varios fondos de inversión» estaría subdividida en varias operaciones, con las cuales se cubrirían activos inmobiliarios improductivos por un valor total estimado de cerca de cuatro millones de euros.

El Banco Popular se desharía así de parte de su exposición al ladrillo, que abarca su flanco financiero más vulnerable. A pesar de todo, la entidad cerró el ejercicio de 2014 con unos beneficios consolidados de cerca de 330 millones de euros, según el Informe Anual disponible ─unos ingresos que suponen un nada despreciable crecimiento del 427% con respecto a 2009.

No obstante, el Banco Popular es también el principal acreedor del Partido Popular, que con su Ley de Suelos fijó en 1998 la liberalización para el sector de la construcción urbanística y creó el caldo de cultivo idóneo tanto para la burbuja del ladrillo como para la corrupción urbanística. Alrededor del 24% de las deudas del partido de Mariano Rajoy a entidades bancarias corresponden al citado banco, según sus cuentas de 2014. También, durante el último año, ha financiado a Ciudadanos, que tiene vínculos asimismo con el Partido Popular, especialmente a través de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (mejor conocida como FAES), presidida por José María Aznar y vicepresidida por María Dolores de Cospedal.