Internacional Unión Europea

El Partido Socialista de Francia pide el voto para Les Républicains

El domingo pasado se celebró la primera vuelta de las Elecciones Departamentales en Francia. En 6 de los 13 departamentos, el ganador fue el partido ultraderechista Frente Nacional, dirigido por Marine Le Pen, hija del fundador de la organización Jean-Marie Le Pen. Estos resultados dejaron muy tocados al Partido Socialista y a Les Républicains, que pasaban a ser tercera y segunda fuerza, respectivamente, en todos los lugares de la nación. Debido a la preponderancia del partido de Sarkozy sobre el de Hollande en la totalidad de territorios del país vecino, el Partido Socialista ha pedido el voto para la formación de centro-derecha, apartándose de la lucha por el control de alguno de los 13 departamentos y en un intento de frenar la oleada de la formación xenófoba. Hoy se celebra la segunda vuelta y todos los sondeos apuntan que la estrategia del Partido Socialista dará resultado: ganará el centro-derecha de Les Républicains.

El Frente Nacional obtuvo los mejores resultados de su historia el pasado domingo. Se agenciaron lugares tan importantes como Hénin-Beaumont con el 60% o Fréjus con algo más del 50%. Otros partidos, como el Front de Gauche o Europe Écologie-Les Verts, pasan a un plano marginal, aunque el primero resiste mejor que la formación ecologista, que pasa a representar a un 3 o un 4 por ciento de los ciudadanos que han decidido votar. A raíz de la estrategia del Partido Socialista, muchos de los dirigentes del Frente Nacional han denunciado el boicot y han llamado a la movilización de la ciudadanía ante lo que consideran un ataque a la formación y contra el interés del pueblo francés. A pie de urna informan de que, pese a los 6 departamentos obtenidos la semana pasada, podrían obtener finalmente 2 o 3.