Internacional

El Parlamento británico aprueba bombardear Siria

Tras casi tres semanas desde los atentados en París, el Gobierno de David Cameron ha obtenido una holgada mayoría de 397 votos a favor frente a 223 en contra para intervenir militarmente Siria. El primer ministro aseguró entonces que “no es hora de sentarse y esperar”, por lo que elevó una moción a la Cámara de los Comunes para extender los bombardeos de Iraq a Siria. Por su parte, el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, ha subrayado que su voto en contra de la intervención es de “sentido común, no de pacifismo”. No obstante, el Partido Laborista se ha fracturado en la votación, votando a favor de la intervención decenas de diputados rebeldes, lo que ha inclinado la votación (cuyo debate ha durado más de 10 horas) en favor de la moción de Cameron.

Estos bombardeos, que Cameron anuncia que comenzarán “de inmediato”, se unen a los que, desde lo ocurrido en París, lleva a cabo Francia en territorio sirio y los continuos de Rusia. El Secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha hecho un llamamiento a todos los países miembro de la OTAN a bombardear al Estado Islámico. A su vez, multitud de asociaciones pacifistas y contrarias a la guerra y de derechos humanos anuncian movilizaciones en contra de esta decisión ratificada por el poder legislativo de Reino Unido.