Feminismo LGTBI-GSD

El obispo de Huelva ofrece ayuda a los homosexuales

Los hechos tuvieron lugar en la localidad onubense de Ayamonte. El obispo de Huelva, José Vilaplana, acudía el pasado viernes al Instituto de Educación Secundaria Guadiana para someterse a una ronda de preguntas que los alumnos iban a formularle. Como era de esperar, uno de los temas estrellas fue el de la homosexualidad y la postura que tiene la iglesia respecto a ella. El obispo fue claro: “Respeto al colectivo homosexual, pero no tienen cabida dentro de la moral cristiana, ni el matrimonio ni el coito entre ellos“. Acto seguido, un cura que acompañaba al obispo y el mismo José Vilaplana le ofrecieron a un joven homosexual ayuda si así lo deseaba y le recomendó un pasaje de la Biblia que hablaba sobre la orientación sexual. Vilaplana, que no se quedó ahí en sus declaraciones, afirmó que conocía a muchos gays y muchas lesbianas y que “se avergüenzan de su condición, aunque la mayoría conocen a Dios y se encarrilan“. Además, una alumna preguntó porqué la mujer no podía ostentar cargos en la institución eclesiástica, a lo que el obispo respondió con un “porque Jesucristo fue un hombre“.

Estas declaraciones han levantado una polvareda de críticas por parte de los colectivos pro-Igualdad de la provincia de Andalucía. Sin embargo, ya han sido varias las organizaciones católicas que han mostrado su apoyo incondicional a las palabras de José Vilaplana. Una de estas asociaciones ha sido la Hermandad Matriz de la Virgen del Rocío, junto con el Consejo de Hermandades de Huelva. Ambas han lanzado un mensaje de apoyo y critican la “descontextualización” de las palabras del obispo. Alegan que la interpretación de dichas palabras corresponden a un interés injustificado e interesado.