Internacional Unión Europea

Atentado terrorista en Paris

El terror vuelve a asediar Francia, ya es la tercera vez en lo que va de año que se producen ataques terroristas contra este estado. Durante la noche del día 13 y la madrugada del 14 de noviembre se produjeron una serie de atentados prácticamente simultáneos en Paris.

Dos hombres armados abrieron fuego contra el restaurante Le Petit Cambodge, cerca de la estación de metro Goncourt, armados con kalahsnikov abrieron fuego contra las personas que había dentro del local.

A su vez, tres terroristas tomaron a más de 100 personas como rehenes en el teatro Le Bataclan, dónde se estaba celebrando un concierto. Tras un asalto policial con explosiones incluidas, se confirmó que había cientos de personas asesinadas a manos de los terroristas.

También se reportaron tres explosiones en la capital francesa, dos bombas suicidas en la cercanías del estadio de fútbol Saint-Denis y otra cerca de un McDonalds con un coche bomba, y también se reportó un tiroteo en el centro comercial Les Halles de Paris.

Los sucesos ocurrieron mientras se celebraba cerca de estos el partido de fútbol entre las selecciones francesa y alemana. El presidente de la República Francesa, François Hollande, ha abandonado el encuentro deportivo para ponerse en protección. Al acabar el partido, los aficionados se negaron a abandonar el recinto ante el peligro de un posible atentado a las afueras del estadio.

El gobierno francés ante el peligro de otro atentado, ha desplegado al ejercito en la capital y ha puesto en alerta a toda la seguridad nacional declarando el estado de excepción que se mantendrá activo durante los próximos días.

Las redes sociales explotaron ante el atentado y ”Paris” fue Trending Topic mundial, además a esto se sumaron las declaraciones de muchos mandatarios políticos condenando los ataques terroristas.

Horas después de los actos terroristas el DAESH (ISIS) emitió un comunicado en francés y árabe para declararse autor de estos y amenazar al pueblo francés.

Rubenish
Amante de la Historia y de la filosofía. En ocasiones veo muertos, sobre todo en libros.